Press "Enter" to skip to content

Crítica con los candidatos “que están lejos de la gente”, Azula anunció su retiro de la política

La intendenta de Barranqueras no se bancó el resultado adverso de las PASO de este domingo. La derrota ante Víctor Zimmermann aceleró una decisión que ya estaba tomada a medias: dedicarse a sus nietos si los votos no la acompañaban.

Alicia Azula es una ganadora, como lo testimonia su impresionante trayectoria política como intendenta de la ciudad portuaria desde 2003, derrotando a cuanto adversario se le puso en frente, dentro y fuera del radicalismo.

El duro golpe de este domingo fue el corolario de un proceso de desencanto que ya lleva algunos años gestándose, y que implicó dificultades en la gestión producto de roces con el cuerpo de ediles, idas y vueltas en el sostenimiento de la línea interna Somos Parte, y finalmente el reciente mal trago al ser vetada por los aliados del Pro dentro de la fórmula macrista de Chaco Somos Todos.

Azula fue forzada a retirarse de la fórmula a gobernador -era candidata a Vice de Carim Peche- por no haber acatado las órdenes emanadas desde Buenos Aires y haberse presentado como precandidata a senadora nacional enfrentando internamente a Zimmermann, quien finalmente la derrotó con claridad.

“Ya estaba decidido. Había dicho que tenía dos opciones: o me dedicaba a cuidar a mis nietos o seguía en la política hasta vaya uno a saber cuándo”, contó a radio Libertad. “Si la gente me votaba, iba a seguir, pero no se dio. La gente dijo que no, que prefiere candidatos testimoniales, o que no le importa quiénes sean porque están tan lejos de la gente que al final da lo mismo que sea uno u otro”.

Finalmente aseguró que el propósito por el que se había lanzado por una banca en el Senado era “movilizar al partido y al frente”. “Eso se cumplió: se movilizó todo el aparato de Convergencia Social y de los partidos aliados para ganarme. Sin esa movilización Juntos por el Cambio hubiera sido tercero cómodo”.