La Justicia investiga los bienes ocultos de Nisman y embarga cuentas de la familia, de Lagomarsino, de Picón y de la sucesión

 La Justicia investiga los bienes ocultos de Nisman y embarga cuentas de la familia, de Lagomarsino, de Picón y de la sucesión

A casi seis años del suicidio del exfiscal Alberto Nisman, se dinamiza la investigación para determinar el origen de su fortuna oculta: más de US$ 600 mil en una cuenta en Nueva York, terrenos en Punta del Este y departamentos en Palermo Hollywood, así como cheques y operaciones tercerizadas. Las cuatro cajas de seguridad en bancos y una empresa privada de caudales fueron vaciadas por la madre del fiscal, Sara Garfunkel, pocos días después de su muerte, y otras cuentas offshore nunca fueron informadas, pero aún queda mucho por descubrir.

La causa (paralela a la investigación de su muerte) para determinar el origen de su patrimonio, estaba a cargo del juez Rodolfo Canicoba Corral, e investigaba el fiscal Juan Pedro Zoni. La estructura de Comodoro Py le pasó el expediente a Claudio Bonadio y a Eduardo Taiano, por lo que quedó paralizada hasta después de la muerte del magistrado. Ahora está en manos de Martínez de Giorgi. Para meter presión, la Cámara Federal ordenó acelerar las investigaciones, porque uno de los financistas, Claudio Picón, solicitó que le devuelvan la SUV Audi que le había prestado a Nisman, y que éste usaba como si fuera suya. Cabe señalar que los abogados que representan a Sara Garfunkel y a la hermana del fiscal, Sandra, es el exfiscal Pablo Lanusse, abogado asimismo de Mauricio Macri en varias causas relacionadas con el espionaje ilegal. También está imputado el informático Diego Lagomarsino, por oficiar de apoderado para autorizar dos transferencias desde la cuenta de Nueva York a Uruguay para pagar las expensas de los tres terrenos de Punta: unos US$ 4 mil.

MEDIDAS
De acuerdo a la nota de Raúl Kollmann publicada en Página|12, Martínez de Giorgi ordenó:

Que un cuerpo de peritos especializados en corrupción haga un informe sobre la evolución patrimonial de Nisman, su madre, su hermana, Lagomarsino y el financista Picón, que figuró también depositándole dólares a Nisman en la cuenta del Merrill Lynch.

Los abogados de Lagomarsino pidieron que la investigación patrimonial se extienda a la ex pareja de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado. El magistrado no resolvió, pero cuando habla de la evolución de los bienes de Nisman menciona que se deben tener en cuenta los vínculos parentales y conyugales.

El juez ordenó el embargo de todos los bienes de los imputados en la causa, incluyendo sus cuentas bancarias. Esto significa que hoy están embargados Garfunkel, Sandra Nisman, Lagomarsino, Picón y la sucesión de Alberto Nisman.

De Giorgi menciona explícitamente que se debe analizar la cuenta del Merrill Lynch. En realidad, los fondos no están bloqueados por la Justicia argentina, pero el organismo antilavado de Estados Unidos, la Fincen, sí estableció un bloqueo. Es que Nisman era una persona considerada “políticamente expuesta”, es decir que debió declarar la cuenta, pero la mantuvo oculta. Lo que se sabe, por un informe de la Fincen, es que el saldo era de 660 mil dólares, pero habría que ver el dinero que pasó por esa cuenta: cuál fue el origen y en qué se utilizó la plata.

El juez ordenó la intervención judicial de tres empresas, Palermopack, Easypack y Starpack, vinculadas a Claudio Picón. En el departamento de Nisman se encontró un cheque por 200 mil dólares firmado por Picón, además de que hizo hizo un depósito en la cuenta de Nueva York y figura como titular de la camioneta Audi que usaba Nisman como si fuera suya.

Respecto de algunos de los aspectos de esta causa, Lanusse hasta presentó un recurso en la Corte Suprema y habrá que ver si el máximo tribunal sale al rescate. La muerte de Nisman fue y es usada hasta el cansancio para la batalla política contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aunque la aparición de tantos elementos que exhiben la doble vida del fiscal, en lo económico, lo personal, lo político y lo judicial, golpearon duramente en la campaña que se intentó instalar. Por eso, habrá que ver si la Corte interviene en un expediente tan caliente. El dinero oculto de Nisman fue una causa-tabú y ahora, de a poco, tal vez vaya saliendo de las sombras.