El macrismo busca ganar tiempo en el conteo de votos, pero la derrota es irreversible

Nacionales Política
 El macrismo busca ganar tiempo en el conteo de votos, pero la derrota es irreversible

La carga de datos en los primeros guarismos demuestra hasta qué punto el gobierno nacional, incluso sabiendo que pierde en primera vuelta, quiere aguarle la fiesta al Frente de Todos.

La carga de información en el marco del recuento provisional de resultados, habilitada desde las 21:00 tras la orden de la jueza federal con competencia electoral Servini de Cubría, comenzó con una manipulación infantil de datos, consistente en presentar primero los números de las provincias macristas para dar la impresión de que la diferencia entre las fórmulas presidenciales no es tan abultada.

En efecto, dado que la Justicia había exigido la liberación de información una vez que se alcanzara el 10 por ciento de mesas escrutadas en los principales distritos del país, lo que hizo el Ministerio del Interior fue volcar los resultados del 93,86% de Córdoba, el 81,88% de CABA, el 89,32% de San Juan, y sólo el 63.64% de la provincia de Buenos Aires.

De esta forma, el resultado parcial -que no cambia los números finales pero ocupa el “prime time” televisivo- arroja una diferencia de seis puntos entre Alberto Fernández y Mauricio Macri -47,36 a 41,22- lo que no evita el triunfo en primera vuelta, pero hace menos vergonzante la derrota aplastante.