Frigerio: “Hay que separar a los que vienen a trabajar y estudiar de los que quieren delinquir”

Nacionales Política

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, destacó hoy la apertura argentina a la inmigración pero advirtió que hay que “separar a los que vienen a trabajar, producir o estudiar de los que quieren delinquir”, y reveló que 170 mil venezolanos se radicaron en el país en los últimos cuatro años.

Al hacer un balance final de su gestión en la Casa de Gobierno, Frigerio, acompañado por secretarios de su cartera, resaltó, entre otras, las acciones en materia migratoria.

Al respecto dijo que “el mayor desafío fue no negociar los controles, pero mejorar y agilizar la transitabilidad en las fronteras”.

También enfatizó que “somos un país abierto a inmigrantes y lo seguiremos siendo, porque así es como creció la Argentina. Pero tenemos que separar a los que vienen a trabajar, producir o estudiar de los que quieren delinquir”.

Y detalló que en los últimos cuatro años (durante el gobierno de Mauricio Macri) se radicaron en el país 815.000 personas extranjeras -la cantidad más alta de América Latina-, de las cuales 170.000 llegaron desde Venezuela, que fue así la nación de origen de mayor flujo migratorio.