Press "Enter" to skip to content

Por “orden de Cancillería”, prohibieron el ingreso al país a dos sindicalistas venezolanos que iban a participar de Congreso de la CTA

Dos dirigentes sindicales venezolanos fueron retenidos hoy en el aeropuerto internacional de Ezeiza y se les impidió el ingreso al país por orden de la Cancillería argentina, que los había incluido en un listado de personas que no podían cruzar las fronteras.

Se trata del secretario general del Sindicato de Petroleros de Venezuela, Will Rangel, y de Jacobo Torres, secretario de Relaciones Internacionales de la misma organización, que llegaron durante la madrugada a la Argentina para participar del congreso anual de la Central de Trabajadores Argentinos.

“Cuatro sindicalistas venezolanos vinieron al congreso de CTA y a dos de ellos la policía no los dejó ingresar y los mandaron deportados a su país”, denunció el titular de la CTA-Autónoma y anfitrión de los sindicalistas, Hugo “Cachorro” Godoy, que calificó la medida como “vergonzosa y repudiable”.

El dirigente sindical aseguró que a los sindicalistas venezolanos “no les dieron ninguna explicación, no había ninguna orden de Interpol ni nada de eso” y dijo que “se los mantuvo incomunicados de 1 a 5 de la mañana en Ezeiza”.

No obstante, fuentes de Migraciones indicaron que Rangel y Torre llegaron al país en el vuelo de Copa CM 363 que llegó a la 01:35 horas” y señalaron que sobre ambos pesaba “una restricción de ingreso al país por un listado emanado de Cancillería”.

“En razón de que llegaban para participar de un encuentro gremial, Migraciones les ofreció posponer la partida para el vuelo CM 278 de las 11:48 hs a fin de dar tiempo a una eventual solución al impedimento, pero los pasajeros no quisieron aguardar ese vuelo, partiendo en el vuelo de Copa CM 364 de las 04.47”.