Press "Enter" to skip to content

Mosqueda dejó sin pase a planta a portera con 24 años de antigüedad, pero le propuso una solución delirante

A horas de terminar su mandato, la ministra de Educación vuelve a dejar su sello personal: el maltrato a los trabajadores denunciado a lo largo de su polémica gestión. Esta vez, con un “parche” que expone la altura ética y técnica de la funcionaria saliente.

Cuando se enteró de que Gloria Borda, portera del turno mañana del jardín de infantes de la Escuela Normal de Resistencia, sobrevive desde hace casi un cuarto de siglo con un contrato que actualmente es de seis mil pesos, la convocó para explicarle que los pases a planta ya estaban cerrados, pero para no dejarla en banda le propuso nombrarla maestra de enseñanzas prácticas. También con contrato, por supuesto, pero peor es nada.

“El martes, pasadas las 14:30, me llamaron desde la secretaría de la ministra de Educación, Marcela Mosqueda, diciendo que ella no tenía conocimiento de mi situación y que los pases a planta ya están cerrados, pero que iban a buscar la forma de poder hacerme efectiva”, le contó Gloria a Radio Libertad.

“Me pidieron que presente una fotocopia del DNI, fotocopia del CUIL y el certificado de domicilio. Ayer fui con toda la documentación y no sólo no me atendió la ministra, sino que me derivó con el director de Recursos Humanos y allí me atendió su secretaria”, indicó.

“Le pedí que me expliquen qué me van a ofrecer. Ella me dice que no me van a dar el pase a planta permanente, pero que me van a dar un contrato como maestra de Enseñanzas Prácticas. Inmediatamente le dije que no”, afirmó y recordó: “Ante mi negativa, me atendió el director del área y me dijo que lo único que pudieron conseguirme era eso. Le expliqué que yo no tengo ese título y no lo puedo aceptar”.

Gloria tiene cinco hijos. Una de sus nenas padece un síndrome que deriva en problemas cardíacos y otros cuidados especiales, y sólo el alimento especial que consume tiene un costo de 17.500 pesos (a través del programa PROFE recibe $20 mensuales). “Sólo pido el pase a planta permanente como portera, personal de servicio o maestranza”, reclamó. “No voy a destruir los valores que me enseñaron, por necesidad. Agradecí el ofrecimiento y me retiré. No podría mirar a la cara a mis hijos si aceptara”.

Foto: ADN HD Noticias.