El cura Lorenzo murió sin pagar por sus crímenes, y la Iglesia lo despide con una misa

Nacionales Policiales y judiciales Sociedad
 El cura Lorenzo murió sin pagar por sus crímenes, y la Iglesia lo despide con una misa

El cuerpo del cura Eduardo Lorenzo, quien se suicidó la noche del lunes luego de que la justicia pidiera su detención en una causa por abuso de menores de edad, ingresó esta mañana a la parroquia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet, para una misa a cargo del arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández.

Con presencia policial y un grupo numeroso de participantes, la misa comenzó después de las 9.30 con las palabras de “Tucho” Fernández, quien aseguró que “era una persona con muchas presiones internas” y “por eso se lo despide”.

El sacerdote fue denunciado en 2008 por cinco jóvenes aunque la investigación fue rápidamente archivada sin siquiera citarse a las víctimas.

Pero en marzo pasado el abogado Juan Pablo Gallego solicitó que la causa se vuelva a activar, lo que derivó en nuevas investigaciones y el pedido de detención realizado el último lunes por la jueza de Garantías de La Plata Marcela Garmendia.