Press "Enter" to skip to content

Más de 500 jornalizados reclaman al Municipio pagos atrasados: cobran $ 9 mil por mes

El reclamo tuvo lugar este viernes frente al palacio municipal por haberes no abonados en algunos casos desde noviembre, y el reconocimiento de las horas extra trabajadas en diciembre. Prometieron quedarse “hasta que Gustavo [Martínez, el Intendente] nos reciba y nos escuche”.

Cobran $ 9 mil por mes, poco más de la mitad del valor establecido por el Indec en diciembre como “línea de indigencia” ($15.600 mensuales). “Comemos en la calle. Hay compañeros que no tienen para comer, entonces nos juntamos un grupo y compartimos lo que llevamos. Nos parece muy injusto este manoseo, somos seres humanos”, explica uno de los referentes.

Concretamente se realizaron dos cortes: uno en Avenida Italia e Hipólito Yrigoyen, frente a la Municipalidad, y otro frente al galpón de Avenida Chaco y Rodríguez Peña, donde guardan las herramientas. También se acercó una comitiva de cuatro personas a Casa de Gobierno, donde tuvieron “una respuesta de palabra, nada más”.

“La mayoría de nuestros compañeros ya no tienen más para comer. Tenemos que hacer las horas extras porque necesitamos sumar del básico”, apuntan. El detonante de la protesta habría sido la descompensación de uno de los trabajadores este jueves en la vía pública: “Ni siquiera vino una ambulancia. Se lo llevaron en moto y hoy está internado con un ACV. No puede ser que trabajemos en la calle y no tengamos asistencia de ningún tipo”.

Los padecimientos de estos hombres y mujeres no son nuevos. Originalmente se desempeñaban en la órbita de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente de la Provincia, dependiente de la cartera entonces conducida por el gustavista Guillermo Monzón. En efecto, el ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial fue una de las principales fuentes de generación de trabajo precario durante la gestión de Domingo Peppo, que contrataba gente y luego la distribuía en distintos organismos y dependencias, como fue el caso de los cuatro operarios de Sameep que fallecieron en Puerto Vilelas en julio de 2017, sin indumentaria de seguridad ni preparación alguna.

Por eso los jornalizados son categóricos en su demanda: “Gustavo Martínez es referente nuestro. Nosotros le respondemos a él. Trabajamos para él. Somos la cara visible en la calle. Queremos que él escuche las mejoras que le proponemos, y saber también qué es lo que piensa de esto”.

“Este problema lo tenemos de cuando éramos cooperativa. Ahora que pasamos a jornalizados y se nos prometió que íbamos a mejorar nuestra situación laboral, no pasa nada. No nos dan ni siquiera la ropa. Los compañeros van a trabajar con el uniforme verde todo roto, remendado, o ya no tienen más la ropa verde original, así que usan la ropa que tienen. De lunes a domingo”.

Interna peronista

Si bien no hubo comunicación oficial por parte del jefe comunal, sí la hubo del titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Sampayo, quien afirmó que quienes reclaman “son jornalizados provinciales”, y exigió que los funcionarios de ese nivel de gobierno “resuelvan el conflicto con estas personas y no confundan a la sociedad sobre sus responsabilidades”.

“No utilicen la Municipalidad como espacio de contienda política”, señaló finalmente el dirigente gremial, y pidió que “las manifestaciones se concreten en la sede del PJ de Mitre y Rivadavia ya que este problema forma parte de una interna partidaria”. De hecho, sostuvo, “la precarización laboral en el municipio terminó en 2019” gracias a la gestión del sindicato.

Foto: Diario Chaco.