Press "Enter" to skip to content

Walmart: “el viejo truco” del desabastecimiento para no vender con Precios Cuidados

La denuncia es nueva pero la práctica desleal tiene muchos años. Hipermercados y supermercados de todo el país recurren al “viejo truco” de no reponer mercaderías en las góndolas de Precios Cuidados para obligar a los clientes a comprar productos alternativos a mayor precio. Esta vez fue el Walmart de Resistencia, Chaco.

Hay ventajas para los proveedores de los hipermercados en función de lo que acuerden con la firma que comercializa sus productos. La primera y más evidente es el volumen de ventas que garantizan las grandes cadenas, como Walmart, el “almacén” perteneciente a la multinacional de origen estadounidense, que tiene una sucursal en la capital chaqueña.

Además del volumen de venta, no es lo mismo exhibir un producto en “punta de góndola” que en el medio y a la altura de los zapatos de los clientes. Eso se paga aparte. Tampoco es lo mismo tener o no tener repositores para acomodar la mercadería. En el caso de los productos que ingresan en el programa Precios Cuidados, es probable que entren en juego unas cuantas de esas variables.

Y como nadie repone, los escaparates permanecen vacíos. Si el cliente pregunta, los empleados dirán que “si no hay en la góndola, no hay” porque “los clientes vienen y arrasan con los productos más económicos”.

En la práctica, lo que sucede es que el programa nacional que busca mantener los costos de la canasta básica en niveles razonables, pierde vigor a medida que los sectores formadores de precios abandonan o burlan su compromiso.

Si bien los controles de oenegés, organizaciones sociales y Estado se enfocaron los últimos días en la implementación de la Tarjeta AlimentAR en los comercios adheridos, será clave no descuidar el programa Precios Cuidados, para que las prácticas más escurridizas para eludir acuerdos y seguir haciendo buenos negocios no termine perjudicando, como siempre, a los que menos tienen.