Catorce argentinos que viven en Wuhan quedarán en cuarentena en Kiev por el coronavirus

Internacionales Nacionales Salud

Un total de catorce argentinos que residían en la ciudad china de Wuhan, epicentro del Covid-19 que ya mató a más de 1.500 personas en todo el mundo, serán trasladadas a Kiev, Ucrania, el martes próximo, donde quedarán en cuarentena por 14 días y, de no tener el virus, regresarán al país, informó la Cancillería Argentina.

“Nuestra Embajada en Beijing ya avanza con los trámites necesarios para los argentinos que se encuentran en esa localidad y que deseen sumarse a este desplazamiento”, señaló Cancillería en un comunicado.

Once argentinos y tres cónyuges de esos compatriotas están en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, desde hace tres semanas y no pueden abandonar esa ciudad por los estrictos controles del gobierno chino para evitar que se propague la epidemia de neumonía viral que se detectó en diciembre y fue bautizada como COVID-19.

Los argentinos, que están en buen estado de salud, había solicitado ayer en un video la repatriación al Gobierno.

Los muertos por el COVID-19 en China sumaron 143 personas ayer y ya alcanzaron los 1.523 fallecidos, mientras que se contabilizaron 66.492 contagios, según el último balance de la Comisión Nacional de Salud de ese país.

Néstor Bustamante, argentino residente en China quien coordina el grupo de compatriotas para lograr la evacuación del país oriental, aseguró que “no podíamos mandar ninguna comunicación oficial sobre nuestra situación, ni vía mail o whatsapp, salvo que no sea por los dos portales oficiales chinos”.

“Aquí la comunicación es compleja no existe Google, ni Gmail, ni Whatsapp todo se canaliza a través de dos monstruos de la tecnología china, quienes por orden del gobierno bloquearon toda mensaje sobre la enfermedad para evitar las llamadas fake news”, dijo Bustamante al canal de noticias C5N.

El hombre dio como ejemplo que una ‘fake news’ que se difundió decía que el virus Covid-19 se propagaba a través de las cañerías del baño.

Bustamante destacó que Wuhan “es una ciudad sitiada” y que el dinero “no circula en China por ser un factor contaminante, aunque esto no tuvo mucho impacto ya que nadie utilizaba el dinero en papel en China, todo se hace a través del celular” y añadió “el dinero circulante fue embolsado y ya no vuelve a usarse nunca más”.

“Pudimos hacer ese video, luego que nos bloquearon el grupo de whatsapp para pedir ayuda ya que muchos llegamos al límite de lo psicológico. Solo queríamos avisar que estábamos bien, entonces pudimos hacer esa web cam que se difundió”, destacó Bustamante.

Indicó además que por ahora “son sólo 14 los argentinos que pueden irse de China, pero hay muchos más en otras ciudades, lo que pasa es que no es tan fácil porque el gobierno chino no quiere que una potencial propagación del virus. Ahora están haciendo negociaciones para salir del país los que están en Beijing”.

“Hacer ese video fue algo muy complejo porque tuvimos que crear otro grupo ya que se difundían noticias muy xenofóbicas, las autoridades argentinas trabajan en la idea de la evacuación desde hace rato pero es una tarea muy difícil”.

Bustamante precisó que en China “se esta difundiendo noticias de diversas universidades cuyos estudios dicen que el virus puede permanecer en estado latente durante 24 días, no 14 días”.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió hoy que “todos los países tienen que prepararse para la llegada de casos de COVID-19” y “para prevenir la transmisión y proteger a los trabajadores sanitarios”.

Además, señaló que expertos de la OMS trabajan “estrechamente” con los de China y manifestó su preocupación por los “rumores” y la “desinformación” en relación con la enfermedad.

En tanto, una mujer del crucero Westerdam que transportaba 1.455 pasajeros, tras poder atracar en Camboya luego de haber sido rechazado en nco puertos por temor al Covid-19 y donde viajaban cinco argentinos, fue detectada con el virus en un control realizado en Kuala Lumpur, anunció hoy el Ministerio de Salud de Malasia.

Los pasajeros habían comenzado a ser trasladados ayer a los aeropuertos de Sihanoukville y Phnom Penh, y desde allí a Kuala Lumpur, como parte del proceso de regreso a sus países de origen y allí se detectó a esta mujer estadounidense con el Covid-19 por lo que las autoridades malayas cancelaron todos los vuelos desde Camboya.

Por su parte, Estados Unidos evacuará mañana a sus ciudadanos que están en cuarentena por el brote del COVID-19 en el crucero amarrado en Yokohama desde la semana pasada, anunció hoy la embajada de este país.

En ese crucero el “Diamond Princess”, viajaban 3.700 personas, y quedó en cuarentena frente a la costa de Yokohama, en Japón, al detectarse más de 250 personas con COVID-19, entre ellas un argentino que esta internado en un hospital de ese país.