Carrozas y muñecos de cartapesta dan color al carnaval de Lincoln, el más artesanal del país

Cultura Nacionales Sociedad
 Carrozas y muñecos de cartapesta dan color al carnaval de Lincoln, el más artesanal del país

Las carrozas y muñecos hechos de cartapesta son el distintivo del carnaval de la localidad bonaerense de Lincoln, ubicada a 320 kilómetros de Capital Federal, que reúne año a año a miles de vecinos y turistas que se acercan a conocer las obras de los artesanos locales que desfilan por el centro de la ciudad.

Una de las características del carnaval linqueño es el uso de la cartapesta, una técnica que permite lograr el modelado de grandes figuras caricaturescas sobre esculturas de barro mediante la superposición de trozos de papel con engrudo.

“Hoy se continúa usando la técnica en la que mi papá fue precursor. Es un orgullo”, dijo a Télam Amanda Urcola, hija de Enrique Urcola, quien en 1928 llevó la cartapesta al carnaval de Lincoln para confeccionar muñecos y carrozas, un modo que le enseñaron artesanos italianos cuando era escenógrafo del teatro Colón.

“El carnaval es conocido por su diversidad y el trabajo artesanal. La cartapesta es parte de nuestra idiosincrasia. De 130 años de este festejo, se usa hace 80”, comentó Diego Ramos, gerente de la Agencia Carnaval.

Según informaron desde el municipio, el turismo explica el 10% de la actividad económica de todo el partido durante los carnavales, mientras que en el año es sólo del 2%.

“Tenemos la plaza hotelera llena, es una gran demanda. También tenemos unos programas municipales para que la gente reciba en sus casas a turistas”, explicó el jefe de gabinete linqueño, Ramón Parera.

En el carnaval de Lincoln, que se extiende por todos los fines de semana de febrero, ya no se elige más la reina de una comparsa, sino que desde el año pasado se elige una “embajadora”, que resulta ganadora por su conocimiento sobre el carnaval –para poder venderlo fuera del partido- y por su trabajo en acciones sociales.

“Ya no se elige por belleza y estereotipos. Tenemos que estar acordes a los tiempos que corren, nos parece que el carnaval tiene que ser inclusivo”, aseguró Parera.

En el carnaval compiten decenas de grupos de batucadas, carrozas, mini carrozas, “cabezones”, grupos de teatro, cuerpos de baile y marionetas, que son elegidos por un jurado según su creatividad en la propuestas, y se reparten premios por 24 millones de pesos para los ganadores.

En el pueblo, que tiene unos 40.000 habitantes, se calcula que más de 3.200 personas trabajan del carnaval, ya que hay que confeccionar estructuras metálicas, trajes y los famosos muñecos y carrozas de cartapesta.

El año pasado recibieron casi 300.000 personas en el carnaval, y desde el municipio esperan superar ese número este año.

En esta edición, trae la novedad de que está el primer grupo de marionetas integrado completamente por mujeres, que se llama AMALas.

“Empezamos a reunirnos un grupo de chicas que teníamos ganas de participar pero siempre fue un rubro muy masculino, nunca hubo un grupo enteramente de mujeres. Creíamos que necesitábamos este espacio”, dijo a Télam Laura Khalloub, mientras trabajaba en su taller ubicado en Drago y Ramos Mejía, donde una decena de mujeres bajo un calor agobiante arreglaban los muñecos para la noche del carnaval.

Los artesanos Raúl Traversa y Carlos Rivero, los más famosos del pueblo, recibieron a Télam en su gran taller y mostraron su obra para este año sobre la temática “Transformers”, que les tomó 6 meses de trabajo para hacer una carroza de 16 metros de largo y muñecos que llegan casi a los 4 metros de alto.

“La competencia es muy sana, hace que cada vez haya mejores carrozas y muñecos”, reconoció Rivero y contó que “hacemos todo, desde soldar hasta coser, por eso decimos que es el carnaval más artesanal del país”.

En octubre de 2018, el distrito de Lincoln fue designado “Capital Nacional Carnaval Artesanal” a través de la Ley Nacional Nº 27.404.