La Escuela Pública no es gratuita | Por Mónica Persoglia

Opinión Provinciales Sociedad

Por

Para algunos es una sorpresa, para otros una resignación. El comienzo de clases en vez de ser una buena noticia, cambia los rostros por seños fruncidos, preocupados, viendo la posibilidad de poder cumplir con los requisitos que les demandan.

Una mamá fue informada que las fotocopias de los formularios para inscripción tienen un valor de $250,Eva y Rosita son gemelas , lo que significa que deberá abonar $500,

La escuela se sostiene con la cooperadora, por lo que solicita $ 400.

Todo este gasto (inversión) antes que comiencen las clases.

Todos los chicos dependen de sus padres, y éstos pueden o no tener trabajo. Y sin querer se cae en un círculo vicioso y enfermizo, para tener trabajo es necesario los estudios, a los estudios es difícil acceder. ¿De qué modo está contemplado todo esto? ¿Dentro de qué contexto?

Una política social integral, podría lograrla hablar de la calidad de vida y de una escolaridad obligatoria y posible.