La legislatura jujeña aprobó una declaración para rechazar la intervención federal de la Justicia

Nacionales Política Regionales Representantes Sociedad

El oficialismo jujeño aprobó hoy en la Legislatura local un proyecto de declaración de rechazo a la solicitud de intervención del Poder Judicial de la provincia, en una sesión especial que se realizó con la ausencia del bloque del Frente de Todos-PJ.

La sesión se concretó desde las 17.30 con la presencia, alcanzando el quórum necesario, de los 27 legisladores de los distintos bloques que integran el frente oficialista Cambia Jujuy, desde donde se presentó el pedido de declaración contra el proyecto del senador nacional peronista Guillermo Snopek.

“Se trata de una ofensa a nuestra Constitución provincial, a nuestras instituciones y a los jujeños, con la única finalidad de dejar en libertad a Milagro Sala, que es una delincuenta de primera categoría”, aseguró el diputado radical Luciano Rivas al abrir el debate.

Rivas, ex secretario de Gobierno y asesor legal del gobernador Gerardo Morales, agregó que en el rechazo “no hay una cuestión partidaria”, sino que se está ante un intento de “avasallamiento a la provincia, se pretende mutilar su autonomía y el ejercicio de la democracia”.

Apuntó que una “intervención federal, según el artículo 6 de la Constitución nacional, es para garantizar la forma republicana de gobierno o repeler invasiones extranjeras” y “no existe ni una de las características que se exigen para intervenir la provincia”.

“Esto es una constancia del pacto de vasallaje que tiene el senador Snopek con los ultrakirchneristas, que lo mandaron como títere para que nos intervenga, y no lo vamos a permitir”, completó.

El pedido de intervención se produjo luego de que el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Pablo Baca, dijera que la dirigente social Sala estaba presa “para que no tengamos que volver al quilombo permanente, a los cortes, a la quema de gomas”.

“Respaldamos al Poder Judicial de la provincia para resistir cualquier intento de golpe de Estado institucional, que es lo que están haciendo”, resumió Rivas, a quien acompañaron diez legisladores oficialistas, entre ellos el presidente del bloque Cambia Jujuy, Alberto Bernis.

Los cuatro del Frente de Izquierda y del Partido Obrero se pronunciaron contra el proyecto de intervención por ser “antidemocrático” pero también contra la declaración de rechazo que, aseguraron, pretende llevar a defender una Justicia “armada” por Morales.

Los legisladores del Frente de Todos-PJ habían dicho que el proyecto “debe debatirse” en el Senado de la Nación ante “la grave crisis institucional” de la justicia en Jujuy y pidieron la renuncia de Baca.