Highton de Nolasco avaló el proyecto de ampliar el número de jueces federales

Nacionales Política

La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, expresó hoy su apoyo a ampliar el número de jueces en el fuero federal, aunque remarcó que “lo que importa es la honestidad” de los magistrados, en el marco de la reforma judicial que anunció el Poder Ejecutivo.

Al ser consultada sobre la iniciativa, la jueza afirmó que “tal vez se necesitan más juzgados porque el trabajo es mucho”.

No obstante, Highton de Nolasco relativizó que la propuesta de llevar a medio centenar los jueces federales cumpla con el objetivo de jerarquizar a la justicia, ya que dijo que “es muy relativo, lo que importa es la honestidad de los jueces”.

“Las reformas todavía no están bien claras, hay generalidades y enunciaciones, pero todavía no hay nada en concreto, entonces no voy a decir nada por más que siempre hacen falta: hay que ver cuáles son y si mejoran o no”, afirmó la jueza del máximo tribunal.

La única mujer que se desempeña como ministra en la Corte Suprema formuló estas precisiones en el programa “Ahora dicen” de la radio Futurock, en una coyuntura de fuerte cuestionamiento a las instituciones del Poder Judicial.

En este sentido, y sobre las críticas de la vicepresidenta Cristina Kirchner a la Corte Suprema por su inacción ante el “lawfare” o “guerra judicial”, la ministra fue terminante cuando dijo que “los expedientes se van procesando a medida que corresponda y ya veremos qué corresponde hacer con los expedientes”.

La jueza respondió así a la aseveración de la ex presidenta, que en la red social Twitter destacó que “La Nación, a través de uno de sus principales columnistas, el que describe a medias y a conveniencia algunos de los escandalosos mecanismos del Lawfare, sin que hasta el momento en la Corte Suprema, responsable última del Poder Judicial, se les mueva un pelo”.

Highton también se desmarcó de las críticas al máximo tribunal por la filtración de escuchas judiciales ordenadas bajo la órbita de la Corte, cuando insistió en que “si alguna vez hubo una escucha que se filtró, no fue responsabilidad de la Corte”.

“Me siento muy mal porque me parece que no corresponde, es desagradable”, afirmó.

En su discurso de apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso, el presidente Alberto Fernández señaló que se propone “impulsar un reordenamiento de la Justicia Federal que evite el cajoneo o la activación de expedientes en función de los tiempos políticos, que impida la construcción de falsas causas, que acabe con la arbitrariedad en materia de detenciones y que impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho”.

Bajo esos objetivos, y ante la presencia del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, y la vicepresidenta Highton de Nolasco, Fernández anunció que propicia “la creación de un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El Presidente habló de un “oligopolio de los jueces federales” ante ambos magistrados y enfatizó que quiere “desterrar para siempre las componendas entre el poder político y el Poder Judicial, sean del color partidario que sean”, al tiempo que agregó: “No nos merecemos como Argentina continuar con este deterioro”.

La vicepresidenta llegó a la Corte en 2004, a propuesta del ex presidente Néstor Kirchner, y como consecuencia de la destitución del ministro Eduardo Moliné O’Connor, tras una larga carrera judicial en el fuero Civil.