Salud aconseja a panaderos reducir la cantidad de sal de sus panificados

Gestión Provincia Provinciales Salud Sociedad
 Salud aconseja a panaderos reducir la cantidad de sal de sus panificados

A través del programa “Menos sal, más vida” explicaron que llevan a cabo acciones de sensibilización e informativas para disminuir el consumo de sal en panificados y también en restaurantes. Apuntan a prevenir enfermedades renales y cardiovasculares.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco, a través del Departamento de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, realizará actividades informativas y de concientización para disminuir el elevado consumo de sal por habitante a través del trabajo en conjunto con panaderías y restaurantes. Será mediante la consigna “Menos sal, más vida” y también destacan la importancia de generar conciencia desde la niñez para prevenir enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares a futuro.

Este año la “Semana de sensibilización de la sal” se extiende del 4 al 11 de marzo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) implementó el lema “Menos sal por favor” para disminuir el consumo diario de cloruro de sodio. En promedio los argentinos consumen unos 11 gramos de sal por día cuando lo recomendable a nivel internacional es poco menos de 5 gramos.

Con el fin de prevenir enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares el Ministerio de Salud Pública avanza con las tareas de concientización ante la necesidad de disminuir el consumo de sal. Mediante el programa “Menos sal, más vida” en el Chaco se busca disminuir el uso del cloruro de sodio en productos panificados así como también en las cocinas domiciliarias.

“Durante el 2020 vamos a hacer mucho hincapié en trabajar con las asociaciones de panaderías para disminuir el uso de la sal en los panificados. Se recomienda una reducción de un 25% de la sal en la fabricación del pan lo cual permite que no cambie el sabor y genere menor impacto en la salud”, señaló el referente del programa del Departamento de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, César García.

Para evitar futuras afecciones cardiovasculares, arteriales y renales recomendaron evitar el consumo de sal de manera excesiva desde la niñez, por lo que también se destaca la importancia de generar conciencia en los padres y madres que cocinan en sus hogares. “La sal en exceso causa problemas renales, luego se producen afecciones en la presión arterial y también pueden desarrollarse enfermedades cardiovasculares. Por eso es necesario trabajar en la reducción del consumo desde la niñez y también en los controles renales y de presión en las personas adultas”, explicó García.

Se aconseja sustituir el uso de la sal por otros condimentos, como la pimienta, o saborizantes que no impactan negativamente en la salud de los consumidores.