Para la ONU el Covid-19 es también una amenaza económica y crecen las medidas restrictivas

Economía Internacionales Salud Sociedad

Naciones Unidas publicó hoy que la crisis del coronavirus es “ante todo una amenaza para la salud pública, pero también es, y cada vez más, una amenaza económica”, mientras países como Italia e Israel endurecieron las medidas para combatir la enfermedad, que ya causó más de 3.850 muertos -la mayoría en China- y más de 100.000 afectados en el mundo.

El terremoto del COVID-19 “desencadenará una recesión en algunos países y una desaceleración del crecimiento anual global por debajo del 2,5%, a menudo tomado como el umbral de recesión para la economía mundial”, según el último informe de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad).

“La crisis del coronavirus es ante todo una amenaza para la salud pública, pero también es, y cada vez más, una amenaza económica (…) El impacto resultante en el ingreso global en comparación con lo que los pronósticos habían proyectado para 2020 será de alrededor del billón de dólares, en el mejor de los casos, y de dos billones, en el peor”, publicó la Unctad en la web de la ONU.

Israel, por ejemplo, endureció las medidas para evitar el contagio de coronavirus restringiendo el ingreso de extranjeros que no puedan garantizarse por sus propios medios una cuarentena durante la estadía en su territorio y estableció 14 días de aislamiento para los nacionales que regresen al país.

El ministro del Interior israelí, Arye Deri, explicó que se expulsará a todos los extranjeros que lleguen y no puedan garantizarse por sus propios medios una cuarentena en Israel, informó DPA.

“Es una decisión difícil, pero esencial para preservar la salud pública”, apuntó el premier israelí Benjamin Netanyahu.

La medida estará en vigor durante dos semanas, explicó Netanyahu, quien apuntó a próximas “decisiones para mantener la economía israelí”, según difundió el diario The Jerusalem Post.

Israel confirmó hasta el momento 42 casos positivos de Covid-19, la mayoría de personas que regresaron al país desde Europa.

Por su parte, todo el territorio italiano fue puesto hoy bajo “zona protegida” ante la expansión del coronavirus y quedaron prohibidos los desplazamientos dentro del país, excepto aquellos motorizados por “necesidades probadas”, se informó oficialmente.

“Toda Italia será zona protegida, ya no hay más área roja, verde o amarilla”, dijo el premier italiano Giuseppe Conte, al anunciar la ampliación de las zonas que ya estaban bajo lo que la prensa local llama cuarentena.

La cifra de muertos por el coronavirus en Italia aumentó a 97 en las últimas 24 horas y es el tercer país del mundo en casos de Covid-19, según el último balance del comisario Extraordinario para la Emergencia, Angelo Borrelli.

En tanto, España pasó hoy a un escenario de “contención reforzada” en la lucha contra el coronavirus Covid-19 tras elevarse el número de muertos a 29 y superar el millar de contagios.

Las autoridades españolas suspendieron las clases en las zonas con mayor números de casos, la Comunidad de Madrid, y dos ciudades del norteño País Vasco.

“Tenemos 1.204 casos positivos, 28 fallecidos y 74 personas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en toda España”, precisó el ministro de Sanidad Salvador Illia, al presentar el último balance de datos sobre la epidemia de Covid-19.

Pocos después se confirmaba un nuevo fallecido -un hombre de 93 años- diagnosticado con el coronavirus en la comunidad de Aragón.

En tanto, el premier Boris Johnson adelantó que su gobierno se prepara para una fase más rígida del plan para contrarrestar el brote de coronavirus, que hoy se cobró una nueva vida en el Reino Unido y elevó a cuatro el número de fallecidos.

Un total de 319 personas dieron positivo por coronavirus en el Reino Unido, frente a las 273 del domingo, según el departamento de Salud, que confirmó también la muerte de un cuarto paciente, de 70 años.

En Irán, murieron al menos 27 personas tras ingerir alcohol para intentar evitar el contagio de coronavirus y el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, canceló su discurso por el inicio del Año Nuevo persa (Noruz) a causa del brote de Covid-19, que ya causó más de 240 muertes en el país.

Las muertes por la ingestión de alcohol ocurrieron en las provincias de Juzestán, en el oeste y Alborz, en el norte el país, informaron medios locales iraníes.

“Algunos ciudadanos de Ahwaz escucharon que beber alcohol ayudaba a combatir el coronavirus y lo utilizaron como prevención”, explicó un portavoz de la Universidad de Ciencias Médicas de Ahwaz, Ali Ehsanpur, en declaraciones tomadas por la agencia de noticias semioficial Mehr.

Jamenei canceló su discurso por el inicio del Año Nuevo persa en la ciudad de Mashhad (noreste) y su oficina indicó que el acto, previsto para el 20 de marzo, no se realizará en línea con las “estrictas recomendaciones de las autoridades sanitarias y especialistas” ante el brote del virus.