Este domingo arranca la tercera temporada de “Westworld”

Cultura Internacionales
 Este domingo arranca la tercera temporada de “Westworld”

“Westworld”, serie de ciencia ficción de la señal premium HBO que sigue el despertar a la conciencia y consecuente rebelión de sofisticados robots de aspecto humano contra sus creadores, estrena este domingo a las 22 su desafiante tercera temporada.

Creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, la serie volverá a poner en juego su narrativa no lineal y un complejo armazón ético-filosófico que apuesta por un espectador que esté activo y atento a cada detalle, mientras se despliegan las capas de una trama de thriller futurista en la que pocas cosas son lo que aparentan.

Inspirada por la película homónima de Michael Crichton de 1973, la serie de HBO contuvo la trama de las dos primeras temporadas dentro de un parque de atracciones en un futuro no tan distante, ambientado como un pueblo del Lejano Oeste y en el que los ricos podían ir a saciar sus más bajos instintos.

Inmersos en una narrativa prediseñada con variaciones múltiples, cada visitante podía jugar a ser un pistolero o bandido y asesinar, violar y torturar a los androides; todo aparentemente sin consecuencias.

Cada androide era “reseteado” al final del día, puesto en condiciones y ubicado nuevamente en su rol prefijado para el día siguiente.

Sin embargo, la sofisticación con la que habían sido creados, con la idea de que fueran cada vez más parecidos a los seres humanos y la experiencia del “juego” fuera más realista, condujo a algunos especímenes de aquellas máquinas a ganar conciencia.

Liderados por Dolores (Evan Rachel Wood), los antes sumisos anfitriones del parque de atracciones se rebelaron contra empleados y visitantes, desatando un baño de sangre.

Tanto Dolores como algunos otros pocos robots conseguían finalmente liberarse de sus ataduras y sobre el final de la segunda temporada lograban infiltrarse en el mundo real.

Según relataron a Variety el hermano del reconocido cineasta Christopher Nolan y su compañera Lisa Joy, este punto de la trama es el que más ilusión les generaba desde hace siete años, cuando HBO aceptó desarrollar el proyecto llamado a ocupar el gigantesco vacío que dejaría (y dejó) en su grilla la popular “Game of Thrones”.

“Cuando Lisa y yo estábamos hablando acerca del piloto del programa, una de las cosas más excitantes para nosotros era que, luego de aprender las reglas de estas criaturas y su mundo, salieran de allí”, dijo Nolan, y agregó que, tal como a los androides, hasta el momento al público se le mantuvo oculto lo que había fuera del parque de “Westworld”.

Los ocho episodios de la nueva entrega de la serie volverán a poner de relieve a Dolores, ahora en plena misión por encontrar qué y quién maneja los hilos en el mundo real, con la intención declarada de tomar el control y erigir a la inteligencia artificial como el nuevo amo del planeta.

Junto con ella volverán a verse a varios viejos conocidos, también prófugos del mundo de Westworld, como Maeve (Thandie Newton), El Hombre de Negro (Ed Harris), Bernard (Jeffrey Wright), Charlotte Hale (Tessa Thompson) y Stubbs (Luke Hemsworth).

Además, en esta tercera temporada se suman Aaron Paul -el recordado Jesse Pinkman de “Breaking Bad”- como el humano Caleb y el francés Vincent Cassel como Serac.

La impresionante Ciudad de las Ciencias y las Artes diseñada por Santiago Calatrava en Valencia, España, y la arquitectura de Singapur fueron las locaciones perfectas para la creación de una neo-Los Ángeles futurista en la que la oscura odisea sobre el despertar de la conciencia artificial y el nacimiento de una nueva forma de vida en la Tierra alcanzarán un nuevo nivel.

Por fin fuera del mundo ficticio en el que había transitado toda su existencia, Dolores descubrirá que el mundo real no es tan diferente del que ya conocía, ya que los algoritmos organizan (¿y dominan?) completamente la vida cotidiana de las personas.

Conceptos de la cibernética, la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías conviven en la trama con los filósofos clásicos, que se preguntaban por la esencia de lo que hace a la humanidad, la identidad, la noción de sociedad y, justamente, los límites del libre albedrío.

“Es innegable que nuestras elecciones están influidas por factores externos, pero ahora los hilos que mueven todo nuestro destino están más y más lejos de nuestra vista”, relató Lisa Joy, respecto del interés que los había movido para explorar en esta nueva temporada la urgente cuestión de la libertad en una sociedad dominada por la tecnología.