Una cocinera denunció al embajador paraguayo y a un ministro por hostigamiento y maltrato

Internacionales Política
 Una cocinera denunció al embajador paraguayo y a un ministro por hostigamiento y maltrato

Una chef que durante dos años realizó tareas en la embajada de Paraguay en Argentina denunció esta semana ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación al embajador y al primer ministro de la representación diplomática por hostigamiento y maltrato, acusación que fue rechazada por los funcionarios.

La denuncia, a la que tuvo acceso Télam, es contra Julio Cesar Vera Cáceres, embajador de la República del Paraguay en la Argentina y Alfredo Arístides Porro Campos, primer ministro de la misión diplomática en el país y se presentó el último jueves.

“La denuncia por hostigamiento y maltrato hacia Elizabeh Fleitas por parte de estos diplomáticos se presentó el 12 de marzo y aportamos tres testigos. Como se trata de funcionarios de una embajada se debe presentar ante la Corte”, explicó a Télam Yamila Cirigliano, abogada de la la mujer.

Fleitas es chef y tiene una empresa de catering: “Hace dos años que la embajada me contrataba para sus eventos. El hostigamiento y el maltrato hacia mí y mi equipo fue permanente”, contó la denunciante a Télam.

Ella es paraguaya, vive hace 18 años en Argentina y, entre su menú están la comidas típicas de Paraguay, de allí su trabajo regular con la embajada.

“Cada servicio que debíamos hacer en la embajada se convertía en algo muy desagradable. Pensaba que estaba preparada para soportarlo, pero siempre me sorprendían con un maltrato nuevo”, contó Fleitas.

La abogada relató que “Elizabeh tuvo que soportar frases como ‘¿Otra vez estás preñada? Mirá que las paraguayas cogen y cogen y quedan embarazadas cada dos por tres’, frase dicha por el primer ministro”.

“Hay otra denunciante que prefiere no exponerse, pero que escapaba constantemente del embajador porque la invitaba a salir con el argumento de ser ‘astrólogo’. Le decía que ella era muy inteligente, que podía llegar lejos, pero que lo más importante era su belleza, que era como un poder que ella tenía, y para eso debía confiar y que él la iba a ayudar”, añadió Cirigliano.

La denuncia judicial se basa “en el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires que contempla el agravante de delitos hacia personas por su condición de género”, explicó la abogada.

“También pedimos a la Corte que solicite a Cancillería argentina que se declare personas no gratas a estos funcionarios, y que se le quite el placet (aprobación diplomática) al embajador, tal como estipula la Convención de Viena”, agregó.

Fleitas compartió que decidió hacer la denuncia judicial “porque con mi equipo ya no soportamos más. Antes de llegar a esta situación, envié una carta a la Cancillería de Paraguay y a la embajada del país diciendo que no trabajaría más allí y explicando las causas. Pero no tuve respuesta”.

La denuncia “fue acompañada por el Observatorio Contra el Acoso de Argentina y desde Paraguay se contactó conmigo Mirta Moragas, de la Red contra toda forma de Discriminación para ofrecerme apoyo”, destacó Fleitas.

El viernes último, la Embajada de Paraguay emitió un comunicado donde informó que el embajador “rechaza la acusación y la califica de infundada, falsa y tendenciosa”, que “los afectados niegan y rechazan todos y cada uno de los supuestos hechos denunciados y que se reservan el derecho de ejercer en plenitud todas las acciones legales pertinentes”.

Además, aseveró que “nunca se recibió queja formal alguna, ni escrita ni verbal, por parte de la citada empresaria gastronómica”.

Fleitas compartió que “me vi obligada a tomar esta medida drástica porque no pueden seguir maltrando mujeres. Hay gente que les tiene miedo”.