Cipolini quiere clausurar los comercios termales que abran sus puertas pese a las restricciones

Interior Policiales y judiciales Política Provinciales Salud Sociedad
 Cipolini quiere clausurar los comercios termales que abran sus puertas pese a las restricciones

La municipalidad de Sáenz Peña no es ajena a la paranoia ocasionada por las medidas decretadas por los gobiernos nacional y provincial. Dichas medidas -un protocolo unificado y restricción a la circulación- son tomadas con más celo conforme se reduce el “círculo de acción” de la autoridad de cada distrito.

“El Juzgado de Faltas Municipal informa que ante la falta de cumplimiento a las medidas establecidas a nivel nacional, provincial y municipal a causa de la pandemia COVID-19, serán clausurados preventivamente todos aquellos comercios que no expendan alimentos, fármacos ni combustibles, y que continúan con sus puertas abiertas para atención al público”, señala el comunicado.

“Ante esta situación se recuerda que a través de la Resolución Municipal N°180/20 el Ejecutivo resolvió el cierre total, sin atención al público, de todos aquellos comercios, locales o entidades de servicios que no estén directamente vinculados con el aprovisionamiento de alimentos, productos farmacológicos o de salud, estaciones para expendio de combustible así como el sistema bancario”, apunta.

En efecto, la norma doméstica no contempla la posibilidad de que la actividad comercial privada, que vive del trabajo diario, se quede de un día para otro sin ingresos a causa de una prohibición que viola las constituciones provincial y nacional, así como la Ley Orgánica de Municipios, sin que nadie, por miedo al coronavirus, se anime a decir nada.

Literalmente, se está instalando un estado de terror en Arentina.