Rodolfo Walsh no tiene Instagram | Por Marcos Falchini

Cultura Opinión Política Sociedad

Por

No. No. Esto fue antes de empezar la cuarentena. O casi al filo. Se presentó ahí, en un sucuchito por la Remedios de Escalada. Esos que tienen 3 computadoras pedorras. Unos pibes recién salidos de la facultad-con o sin título- y que trabajan diseñando páginas web, y cosas así. Creo que hacen publicidad, encuestas, impresiones y ploteo de burros y alpacas. Todo por el mismo precio.

Vos no entendés. El tipo dijo: “Freyre”. Norberto Pedro Freyre…¿Pero vos qué clase de periodista progre sos? Con ese nombre andaba el último tiempo, cuando lo tackleó Astiz

¡¡Pero claro!!. Era una identificación falsa que le había hecho un comisario peronista de la federal.

….¿qué cómo sé? Un tipo hablaba por teléfono en el quiosco.. Sí. Antes de la cuarentena. Si. Antes. Cuando había vida. Até cabos. Justo el novio de una sobrina me lo confirmó. Trabajaba en la fotocopiadora de al lado del sucucho éste de la Remedio de Escalada y estaba cuándo pasó eso.

La cosa fue más o menos así.

Llegó el hombre Se presentó. Llevaba, según lo que me contaron (y lo que reconstruyo) guayabera marrón de tres bolsillos, onda cura tercermundista, lentes gruesos, sombrero de paja y un portafolios de cuero negro. Al parecer fue un diálogo de sordos. El señor que decía apellidarse -cómo ya te dije: Freyre- sacó unas copias escritas a máquina. El chico que me contó dijo que explicó que eran copias de una carta abierta . Parece que alguno de los que estaban en la oficinita le dijo algo de que alguna vez hubo un grupo de pensadores que escribían cosas aburridas en algo que se llamaba “CARTA ABIERTA”. Incluso, otro milenials con auriculares, detrás de una subdivisión del suchucho deslizó el nombre de “Foster” o “Forster”. El tal Freyre éste, se encogió de hombros y expresó que no conocía a nadie con ese apellido . Después le explicaron que primero debía -SÍ o SÍ- hacerse un correo electrónico. Y entrar al mundo de las redes. Le consultaron si le interesaba el marketing B2B, aunque otra voz terció diciendo que había que dejar eso e incluso el B2C (business to consumer), y enfocarse en el B2H (business to human). El cincuentón de la guayabera manejaba algo de inglés y cambió de tema. No sé cómo pero parece que la cosa se puso intensa cuándo uno le preguntó si ese portal ANCLA que quería abrir (porque después de mucho palabrerío rumbiaron para el lado de un portal de noticias) tenía algo que ver con “Dos Anclas” y acto seguido le hicieron chistes sobre lo salado del Chaco y cosas por el estilo…

Claro boludo. Es esa misma nota que publicaste de un sujeto que sacó una pistola- en situaciones confusas- similar a la de James Bond. Es decir, una Walter PPK 22. Acordate que una de esas , le había regalado Betty – su última pareja- allá por el 74 o viceversa, pero que él usaba porque era fácil de esconder.

…. O sea: ¿vos decís que es una coincidencia, un chiste o una especie de “intervención artística” una suerte de cover de la vida misma pero sin música y sin gracia ?

¿Tampoco le damos bola a un papelito que dejó escrito y que decía: “¿Quousque tandem,imbécil, abutere patientia nostra? (¿Hasta cuándo, joven, abusarás de nuestra paciencia ?). Rodolfo Walsh no tiene Instagram ni Twitter, ni trabaja de comnunity manager. La puta madre que lo parió.” O algo así.

Ahora, busco la captura de pantalla o la foto y te la paso.

Che. Hablando de redes y cosas por el estilo. ¿No me pasás tu contraseña de Neflis?

Sí. Sí. Ahora reviso el celular y te mando foto.

Pero pensando bien: ¿ que vas a hacer con eso? ¿Un recuadrito sobre un hecho curioso? ¿un paralelismo con el pibe que le dio un surmenage y que se creía Jesús en la plaza España?

Bueno. Saludos. Sí. Y no te olvides de la contraseña.

Dale. Que te sea leve.

Fuente: https://marcosdepalabras.wordpress.com/