Ecuador superó los 1.600 casos de infectados y prometió la pronta importación de tests

Internacionales Salud

El gobierno de Ecuador informó hoy que la cantidad de casos confirmados de coronavirus ascendió a 1.627 y la de fallecidos por esa enfermedad trepó a 41, la mayoría en la provincia de Guayas, donde se encuentra la ciudad de Guayaquil, y anunció que la semana próxima recibirá medio millón de pruebas rápidas para detectar el virus.

El último reporte fue divulgado esta noche por el director nacional de Gestión de Riesgos del Ministerio de Salud, Santiago Tarapués, quien detalló que además había 2.347 casos bajo sospecha y otros 1.941 fueron descartados, según la agencia de noticias EFE.

En Guayaquil, la capital de Guayas, la provincia en donde murió la mayoría de las 41 víctimas fatales del país, el director municipal de Aseo Cantonal y Mercado, Gustavo Zúñiga, informó que abrirá una fosa común en uno de los cementerios de la ciudad para sepultar a los fallecidos por coronavirus.

En diálogo con el canal de televisión Ecuavisa, Zúñiga justició la medida por la gran cantidad de muertos en pocos días y prometió que, una vez que termine la pandemia, mandará a edificar un mausoleo en honor a las víctimas para identificar la fosa común.

Hasta el martes -al menos por ahora- rige el toque de queda nocturno en todo el país, excepto en Guayas, la provincia vecina de Santa Elena y la Isla de Galápagos, donde comienza a media tarde.

El presidente Lenin Moreno destacó hoy que quienes violen el toque de queda deberán pagar una multa de 100 dólares la primera vez, 400 dólares la segunda y podrían ir a la cárcel la tercera.

Además, el ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, Andrés Michelena, anunció que la semana próxima llegarán medio millón de pruebas rápidas para detectar el coronavirus, según una entrevista con el diario local La Hora.

Aunque en Ecuador no rige un confinamiento obligatorio, Michelena informó que 300.000 funcionarios y empleados públicos ya trabajan desde sus casas y prometió ayudar a las empresas para que puedan hacer lo mismo.

En tanto y en medio de las crecientes críticas de la oposición y de sectores de la sociedad civil por la falta de fondos para fortalecer la respuesta estatal a la pandemia, el ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Granda, lanzó una campaña bautizada “Dar una mano sin dar la mano”, para canalizar donaciones privadas.

El gobierno habilitó una página web para que empresas o individuos puedan elegir qué tipo de kit de ayuda médica quieren comprar y donar “para las personas más necesitadas de Ecuador”.