Diario correntino aporta tensión interprovincial al drama del coronavirus

Política Provinciales Regionales Salud Sociedad
 Diario correntino aporta tensión interprovincial al drama del coronavirus

Este sábado el diario Época de Corrientes puso en su tapa un título que generó el rechazo generalizado no sólo de la sociedad chaqueña, sino de referentes y funcionarios de todo el país, incluido el titular de la cartera sanitaria nacional, Ginés González García.

Violando todas las recomendaciones de organizaciones internacionales y organismos nacionales como el Inadi, para no hablar de los principios elementales del periodismo, el titular reza: “Chaco exportó la maldita enfermedad a Corrientes”, y en la bajada denuncia que “Siete profesionales de la salud correntinos dieron positivo para COVID-19”.

“Todos trabajan en el sistema sanitario público de la vecina provincia. El Hospital Perrando de Resistencia es un gran foco de infección. Hasta su directora fue diagnosticada con el mal. Ayer cinco personas murieron en Argentina”, agrega el parágrafo.

Más allá del repudio en redes sociales y las reflexiones contemporizadoras de dirigentes chaqueños, incluido el gobernador Jorge Capitanich, lo cierto es que la noticia refleja no sólo lo que piensa una parte de la sociedad correntina, sino la posición explicitada por el gobierno de la vecina provincia pocas horas antes.

En efecto, el hecho político que está detrás de ese titular es todavía más preocupante: el gobierno de Corrientes, a través de una circular, hizo una interpretación sui generis del decreto nacional que especifica qué es un “caso sospechoso” de coronavirus, para forzar el aislamiento obligatorio de casi cuarenta médicos correntinos que trabajan en Chaco.

La medida fue tan intempestiva que pocas horas después las entidades gremiales que representan a esos profesionales de la salud presentaron un recurso de amparo y una medida cautelar innovativa ante la jueza federal Zunilda Niremperger denunciando la inconstitucionalidad de la decisión, toda vez que se deja a la deriva a los pacientes chaqueños que eran tratados por esos profesionales, con el agravante de que varios de ellos son, además, médicos de cabecera del Pami, es decir que asisten al principal grupo de riesgo de Covid-19: los abuelos.

El titular, por lo tanto, es el sucedáneo de esa medida judicial, y no la expresión de la mente afiebrada de un editor sensacionalista. Hasta tal punto lo entendió de esa forma el gobierno nacional, que el ministro de Salud de la Nación, en un encuentro de este sábado, apuntó: “Es una vergüenza que toda la Argentina esté unida, y algunas autoridades provinciales (…) rompan el mensaje de unidad y de solidaridad (…) Les pido que recapaciten en esto porque no tiene ningún sentido: es seguramente una decisión política porque no es una decisión sanitaria, y que la consideren”.

Notas relacionadas

https://3500noticias.com/nota/30212-capitanich-inteligentes-estas-trampas-confrontacion-innecesaria.html
https://3500noticias.com/nota/30215-nadie-salva-rodrigo-ocampo.html
https://3500noticias.com/nota/30145-presentan-amparo-contra-provincia-corrientes-obligar-medicos-atienden-chaco.html