Nadie se salva solo | Por Rodrigo Ocampo

Opinión Política Provinciales Salud Sociedad

Por

El coronavirus afecta a la Argentina toda y lo que hoy vimos en el diario Época, es en definitiva una muestra de ignorancia y violencia. No retroceder hacia la época neoliberal de confrontaciones estériles, estúpidas e innecesarias. Marchar hacia una nueva época, cooperando entre todos y todas para poner al Chaco, Corrientes y a la Argentina de pie.

La peor maldición de la humanidad es bañarse en sus propias miserias. En un momento crítico para la salud de los argentinos y argentinas, intentar sacar ventaja o intentar diferenciarse de otros, suponiendo una superioridad inexistente, está fuera de toda lógica. En este momento los esfuerzos son de solidaridad, organización y unidad, y ese faro ilumina a todos, especialmente a quienes hoy necesitan que actuemos con responsabilidad, mesura y capacidad de liderazgo.

El coronavirus afecta a la Argentina toda, y lo que hoy vimos en el diario Época, señalando a Chaco desde la hermana provincia de Corrientes, como “exportadora” del virus para su territorio, es en definitiva una muestra de ignorancia y violencia. Muchos correntinos y correntinas trabajan en Chaco, y también viceversa, lo mismo que sucede en el ámbito de la salud.

¿Es momento que Gustavo Valdés introduzca un conflicto entre provincias? ¿A qué se refiere cuando habla de “los chaqueños que vienen a Corrientes para nosotros es como si vienen de otro país”? ¿La dirigencia correntinas avala tamaño nivel de irresponsabilidad? Hay algunas honrosas excepciones, esperaremos expresiones masificadas contra estas declaraciones infundadas en el odio y las divisiones entre hermanos y hermanas.

La provincia de Corrientes tiene un proyecto político liderado por el mismo partido hace muchísimos años, lamentablemente no tienen argumentos porque jactarse la identidad pujante que se arrogan. Gustavo Valdés es una expresión de la continuidad radical que dio base a Macri en la etapa anterior, pero que en definitiva representa una lógica conservadora, agresiva y excluyente. La pobreza, el desempleo y la desinversión en educación o salud son indicadores que deberían representar el orgullo de un pueblo, si esto falla, estamos en presencia de una manipulación cultural.

Las comunidades responden con el aislamiento de sus familias, el cuidado de sus hogares y negocios, los hábitos sanitarios, y un manejo cuidadoso de sus redes sociales. Nuestro pueblo responde con mesura y templanza, afortunadamente hay dirigentes en todos el país, de diferentes partidos políticos e ideologías, que están a la altura de este momento tan difícil para la historia. La unidad que vivimos en tiempos del virus nos introdujo una cuota de amor por los trabajadores de la salud, la seguridad y el ambiente, se está configurando una nueva identidad. Alberto Fernández es la expresión más cabal de esta época, de cómo caminamos hacia una Argentina unida.

No retroceder hacia la época neoliberal de confrontaciones estériles, estúpidas e innecesarias. Marchar hacia una nueva época, cooperando entre todos y todas para poner al Chaco, Corrientes y a la Argentina de pie.

(*) Secretario de Municipios del gobierno del Chaco.