La Uocra rechazó argumentos de Techint para justificar 1500 despidos

Economía Nacionales Política Salud Sociedad

La conducción nacional de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), que lidera Gerardo Martínez, rechazó hoy los argumentos del grupo empresario Techint para producir 1.500 despidos, impedidos esta tarde por el Ministerio de Trabajo al declarar la conciliación obligatoria por un período hábil de 15 días, y aseguró que el sindicato “no administra ningún fondo” en la actividad.

Un documento gremial firmado por Martínez rechazó “informaciones de varios medios de comunicación a partir del conflicto laboral por despidos generado con Techint Compañía Técnica Internacional Sacei” y negó que exista “un erróneamente denominado Fondo Uocra, de manera supuesta destinado a las remuneraciones indemnizatorias de los trabajadores afectados”, a la vez que aclaró que el sindicato “no administra ningún instrumento de ese tipo”.

Según la Ley 22.250 que rige las actividades de la industria de la construcción, el régimen indemnizatorio se rige por el llamado Fondo de Cese Laboral, un instituto propio de esa norma que, en función de la temporalidad de las tareas realizadas por el personal reemplaza a las indemnizaciones por despido del derecho laboral común y se nutre de cotizaciones mensuales, puntualizó.

“Esas cotizaciones mensuales se integran con el 12 por ciento del salario del trabajador durante el primer año de vínculo laboral y el 8 por ciento a partir del segundo año, las realizan los empleadores y se acreditan en una cuenta del trabajador, a la que solo accede cuando se lo desvincula de su empleo. El acumulado produce intereses durante la relación laboral y es inembargable. La Uocra no administra ni participa del acceso a ese dinero exclusivo de los trabajadores en modo alguno”, puntualizó el dirigente que integra la CGT.

También subrayó que afirmar en la actual emergencia que “los trabajadores despedidos cuentan con el mal llamado Fondo Uocra es lo mismo que decir que cesantean e indemnizan, pero más agravado, porque no están comprendidos en la doble indemnización por ser un régimen específico” esa actividad.

“Más grave aún es que se producen despidos en el contexto de una emergencia sanitaria generada por una pandemia y en plena vigencia de una normativa pública de excepción que impone el aislamiento social obligatorio, lo que en el orden laboral determina como norma de orden público que los empleados que no pueden realizar trabajo remoto deben mantener su relación vigente y percibir una suma equivalente a su salario de naturaleza no remunerativa”, concluyó.