Economistas locales y del exterior apoyan propuesta sobre la deuda

Economía Nacionales Política

La propuesta de reestructuración de deuda argentina del Gobierno, que implica una fuerte quita de 62% en intereses, un 5% promedio de quita de capital y tres años de gracia, cosechó apoyos de economistas y expertos en el ámbito nacional e internacional.

Por un lado, más de 300 economistas convocados en el Colectivo Economía Política para la Argentina (EPPA) manifestaron hoy su apoyo a la posición del Gobierno nacional para la reestructuración de la deuda externa pública y efectuaron “un llamamiento de unidad a todas las fuerzas del espacio nacional”.

“Manifestamos enérgicamente nuestro apoyo a la estrategia soberana para reestructurar la deuda pública externa, y señalamos que la particular condición de la Argentina en estas horas dramáticas requiere un llamamiento de todas las fuerzas de la sociedad que componen el espacio nacional y tienen atado su propio futuro a un único destino común”, expresaron los economistas nucleados en el colectivo EPPA.

Entre los que firman el texto se encuentran el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el titular de la Anses, Alejandro Vanoli; la diputada nacional Fernanda Vallejos; el titular del Banco Nación, Eduardo Hecker, y otros economistas como Silvina Batakis, Arnaldo Bocco, Augusto Costa, Agustín D’atellis, Roberto Feletti, Debora Giorgi, Santiago Fraschina, y Guillermo Wiertzba.

“La Argentina ya estaba en diciembre pasado frente una tarea de enorme escala por el gravoso resultado de las políticas que durante cuatro años destruyeron la capacidad productiva, deterioraron la situación social y comprometieron por la vía del endeudamiento el futuro de nuestra Patria”, expresaron.

Y agregaron que “el llamamiento que hace la Argentina para darle sostenibilidad a su deuda externa ya era de estricta necesidad en diciembre pasado; hoy aquellas circunstancias se refuerzan por imperio de una cruda realidad, y es absoluta la necesidad de resolverlo”, sostiene el texto firmado por al menos 313 economistas del país.

Por lo que concluyeron que “reafirmamos la necesidad de que la reestructuración de la deuda externa pública pueda concretarse en los términos que propuso el Gobierno y que se transforme en un capítulo principal de la recuperación de la Argentina.

En el plano internacional, la Asociación Jubileo 2000, la unidad de expertos que apoya al Vaticano en cuestiones de deuda soberana ante Naciones Unidas, expresó que

“Argentina se estaba quedando sin dinero para pagar la deuda antes de que atacara el coronavirus”.

El grupo de Jubilee LeCompte monitoreó la deuda argentina desde principios de la década de 2000 y, luego, en 2014, Jubilee USA se presentó ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Le Compte consideró que “a medida que empeoran los efectos sanitarios y económicos del coronavirus, la capacidad de pago de la deuda de Argentina se vuelve más incierta”.

“A la luz del coronavirus y el sufrimiento de la gente de Argentina, el plan inicial es razonable”, dijo LeCompte, quien sirve en grupos de expertos en deuda de las Naciones Unidas.

“Las personas vulnerables y pobres son las que más sufren por los problemas económicos del país”, señaló la entidad, tras lo cual ponderó los esfuerzos de la Argentina para superar los recientes desafíos de la deuda y destacó el apoyo en tal sentido del Fondo Monetario Internacional, los líderes del G20 y el Papa Francisco.

Por último, la semana pasada el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, a través de un documento de la Unctad, respaldó la propuesta argentina, a la pusieron como ejemplo a seguir para otros países con crisis de deuda.