Los expertos de Trump predicen que para principios de junio el número de muertes por Covid-19 se duplicará en EEUU

Internacionales Salud
 Los expertos de Trump predicen que para principios de junio el número de muertes por Covid-19 se duplicará en EEUU

El presidente yanqui insiste en abrir las economías a pesar de las proyecciones de un informe interno que muestran que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades pronostican alrededor de 200.000 casos nuevos cada día para fin de mes, publicó The New York Times.

La administración Trump proyecta unas 3.000 muertes diarias a principios de junio.
A medida que el presidente Trump presiona para que los estados reabran sus economías, su administración proyecta en privado un aumento constante en el número de casos y muertes por coronavirus en las próximas semanas, llegando a cerca de 3.000 muertes diarias el 1 de junio, según un documento interno obtenido por The New York Times, casi el doble del nivel actual de aproximadamente 1.750.

Las proyecciones, basadas en modelos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y reunidas en forma de cuadro por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, pronosticaron alrededor de 200.000 casos nuevos cada día para fin de mes, en comparación con los 25.000 casos actuales.

Los números subrayan una realidad aleccionadora: si bien Estados Unidos ha estado agazapado durante las últimas siete semanas, no ha cambiado mucho. Y la reapertura de la economía empeorará las cosas.

“Sigue habiendo una gran cantidad de condados cuya carga continúa creciendo”, advirtió el Centro para el Control y Prevención de enfermedaes, C.D.C.

Las proyecciones confirman el temor principal de los expertos en salud pública: que una reapertura de la economía volverá a colocar a la nación donde estaba a mediados de marzo, cuando los casos aumentaban tan rápidamente en algunas partes del país que los pacientes morían en las camillas. Pasillos de hospitales con casos que aumentan tan rápidamente que el sistema de atención médica está sobrecargado.

“Si bien la mitigación no falló, creo que es justo decir que no funcionó tan bien como esperábamos”, dijo Scott Gottlieb, ex comisionado de alimentos y drogas de Trump, el domingo en el programa Face the NBS de la CBS. “Esperábamos que empezáramos a ver disminuciones más significativas en nuevos casos y muertes en todo el país en este momento. Y simplemente no estamos viendo eso”.

El domingo, Trump dijo que las muertes en los Estados Unidos podrían llegar a 100.000, el doble de lo que había pronosticado hace sólo dos semanas.

“Vamos a perder entre 75, 80 y 100.000 personas”, dijo en teleconferencia en Fox News. “Eso es algo horrible. No deberíamos perder a una persona por esto”.

El Sr. Gottlieb dijo que los estadounidenses “pueden estar enfrentando la posibilidad de que 20.000, 30.000 casos nuevos por día diagnosticados se conviertan en la nueva normalidad”.

Según los datos del Times, algunos estados que han reabierto parcialmente todavía están viendo un aumento en los casos de coronavirus, incluidos Iowa, Minnesota, Tennessee y Texas. Indiana, Kansas, Nebraska y Arizona también están viendo un aumento en los casos y están planeando algún tipo de reapertura pronto. Alaska también ha reabierto y está viendo un pequeño número de casos crecientes.

Si bien el país se ha estabilizado, en realidad no ha mejorado, como lo demuestran los datos recopilados por The Times. Los números de casos y muertes permanecen atrapados en una meseta trágica y adormecedora que se inclina solo ligeramente hacia abajo.

Al menos 1000 personas con el virus, y algunas veces más de 2000, han muerto todos los días durante el último mes. Casi a diario, se están identificando al menos 25.000 nuevos casos del virus en todo el país. E incluso mientras la ciudad de Nueva York, Nueva Orleans y Detroit obtienen ganancias, otros centros urbanos, incluidos Chicago y Los Ángeles, informan un crecimiento constante en los casos.

La situación se ha desarrollado de manera más dramática en partes de las zonas rurales de América que se salvaron en gran medida en las primeras etapas de la pandemia. A medida que las instalaciones de procesamiento de alimentos y las cárceles se han convertido en uno de los grupos de casos más grandes del país, los condados que incluyen Logansport, Ind., South Sioux City, Nebraska y Marion, Ohio, han superado a la ciudad de Nueva York en casos per cápita.