El Consejo de Abogados pide que el lunes 11 se reactive el servicio de justicia: “No proponemos una vuelta a la normalidad pero sí adaptarnos con los recursos tecnológicos disponibles”

Gremiales Política Provinciales Salud Sociedad
 El Consejo de Abogados pide que el lunes 11 se reactive el servicio de justicia: “No proponemos una vuelta a la normalidad pero sí adaptarnos con los recursos tecnológicos disponibles”

El Consejo Profesional de Abogados y Procuradores de la Primera Circunscripción Judicial del Chaco solicitó al Superior Tribunal de Justicia de la Provincia se adopten las medidas necesarias para el restablecimiento de las funciones judiciales a partir del lunes 11 de mayo, “disponiéndose las pertinentes acciones sanitarias de resguardo del personal y el público para evitar la propagación del COVID-19, agente pandémico, de conformidad con las recomendaciones emitidas por los organismos internacionales, nacionales y provinciales de salud”.

En la nota dirigida al Tribunal el Consejo señaló que, tras casi dos meses de suspensión de la actividad judicial ordinaria dispuesta en consonancia inicial con las medidas adoptadas por el Gobierno Federal y reproducidas por las autoridades locales, “ha llegado el momento de considerar el restablecimiento ordinario de las funciones del Poder Judicial, adoptándose para ello la amplia gama de medidas de resguardo, control y vigilancia que se encuentran disponibles para su selección, siguiendo las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias y los expertos en salud que las asesoran”.

“Para la institución profesional resulta imperiosa la necesidad de garantizar en plenitud el acceso a la justicia, el debido proceso constitucional y convencional, el equilibrio en el funcionamiento de la República y el amparo de todos los derechos fundamentales y humanos que dependen para su reconocimiento, restablecimiento o cuidado de la actuación esencial del Poder Judicial, citando en este sentido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su Resolución Nro. 1/2020 de fecha 10/04/2020”, sostuvo la entidad.

También citó la “urgente necesidad” de asegurar el derecho a trabajar de los abogados y las abogadas que no tienen otra fuente de ingresos más que la que se procuran por su actuación profesional y los honorarios allí devengados, siendo el sector profesional independiente “uno de los universos menos atendidos y más castigados como consecuencia de las medidas de aislamiento general adoptadas con causa en la pandemia en curso”.

La petición del Consejo de Abogados fue producto de una reunión ampliada con asociados y asociadas realizada el día martes 5 de mayo por videoconferencia, así como también urgida por los reclamos que dicen recibir a diario, todos los cuales plantean la necesidad de restablecer el funcionamiento del servicio judicial.

“No proponemos una vuelta a la normalidad porque sabemos que eso es imposible, para nosotros y toda la humanidad, pero también es una evidencia que esa normalidad no llegará tampoco por el mero transcurso del tiempo y por nuestro simple confinamiento. Por el contrario, necesitamos adaptarnos a esta crisis, aplicando para seguir viviendo los amplios recursos tecnológicos que hace mucho facilitan nuestro trabajo y hacen incluso innecesaria la presencialidad. Estamos entonces preparados y debemos estar dispuestos a la adaptación digital, ante la inocultable evidencia de que ese entorno es hoy y será por un largo tiempo el único que nos permitirá continuar con el desarrollo de nuestras vidas humanas”, aclararon.

El Consejo de Abogados agregó a su petición un listado de propuestas para este restableciendo, entre las que se cuentan:

1) Definición de la modalidad con que serán publicadas las sentencias que se fueron elaborando durante la vigencia del servicio judicial de urgencia, a fin de evitar su concentración en un solo día de notificación, una vez restablecido el servicio.
2) Restablecimiento del cómputo de los términos, de acuerdo con las fechas que surgen de una u otra opción del punto 1), restringiendo el acceso de personas, con estas medidas:

a) Implementación del sistema de turnos previos, gestionados por la web del Poder Judicial, de tal manera que se permita al Juzgado requerido de visita por el/la profesional que evalúe si es estrictamente necesaria la presencia o es posible canalizar ese pedido por alguno de los variados medios digitales disponibles para el acceso y consulta de los expedientes o impulso procesal.

b) Presentación de escritos exclusivamente por vía digital, conforme los sistemas hoy vigentes. Los traslados de documentales también deberán hacerse por vía digital, para lo cual se deberá incluir la incorporación digital de estos documentos al sistema implementado.

c) Reducción del personal que cumple funciones en los tribunales, sea mediante el desdoblamiento en dos jornadas (una por la mañana y otra por la tarde) o bien mediante la rotación de trabajo presencial y virtual desde sus hogares entre los trabajadores y las trabajadoras, asignando siempre trabajo virtual desde sus hogares al personal incluido entre la población de riesgo, según parámetros sanitarios vigentes.

d) Realización de todos los actos procesales necesarios para permitir el avance de los procesos judiciales mediante la utilización de los medios informáticos o digitales disponibles, justificándose los casos en que ello no es posible, dando siempre oportunidad a las partes para que expongan sus razones y alternativas.

e) Proveer a los tribunales y al personal de los recursos sanitarios necesarios para preservar su salud y mantener las prevenciones tomadas en orden a licencias y excepciones para el trabajo presencial.