“En este momento lo más relevante es mitigar los efectos de esta crisis”, afirmó Pablo Manzanelli

Nacionales Salud Sociedad
 “En este momento lo más relevante es mitigar los efectos de esta crisis”, afirmó Pablo Manzanelli

El sociólogo y especialista en temas económicos Pablo Manzanelli afirmó hoy que en la actualidad “lo más relevante es mitigar los efectos” de la crisis desatada por el coronavirus, al destacar las medidas dispuestas por el Gobierno para morigerar los efectos de la pandemia.

“En este momento, nadie está pensando en el nivel de inflación, ni en el tipo de cambio, sino que lo más relevante es mitigar los efectos de esta crisis. Por lo tanto, acá hay que poner una batería de medidas para poder limitar el financiamiento vía emisión monetaria que, por supuesto, va a traer desequilibrios en la economía”, dijo a Télam el coordinador del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra).

En un reportaje, Manzanelli defendió la necesidad de crear un impuesto que comprenda a las grandes fortunas y empresas, en el marco de la situación “excepcional” que enfrenta el país.

A continuación los principales tramos de la entrevista:

Télam: ¿Por qué desde el oficialismo se está impulsando el impuesto a la riqueza y cuál es su importancia?

Pablo Manzanelli: Estamos en una economía que estaba en caída libre después de la gestión (de Mauricio) Macri. Se habían perdido cuatro puntos del PBI y ahora, con la cuarentena, esta situación empeoró dramáticamente. Las estimaciones de la Cepal y del Ministerio de Economía hablan del 6,5% de caída del PBI para el 2020 y es posible que sea más.

Tenemos una economía sumamente informal. La estructura ocupacional argentina es de 19 millones de personas, de la cuales 10 millones son asalariados informales o cuentapropistas, y por lo cual los afecta especialmente el aislamiento social y obligatorio.

Estados como Alemania, Perú o Chile impulsaron medidas fiscales para mitigar la crisis por encima del 10% del PBI. Y en Argentina, también se encararon medidas importantes de menor envergadura, que alcanzan 3% del PBI, y estas iniciativas llevan a la necesidad de poner un impuesto extraordinario, con una situación tan excepcional como las personas que tienen mayor capacidad contributiva.

Por supuesto, hay una parte de esos recursos fiscales que se financian con emisión monetaria, pero eso tiene límites.

Por otro lado, también entra el tema de la reestructuración de la deuda, porque no hay recursos para pagar vencimientos.

T: ¿Cómo evalúa las políticas que está llevando adelante el gobierno nacional con los trabajadores formales e informales?

PM: Me parecen medidas acertadas. Es una película en pleno desarrollo, entonces vamos viendo cómo se actualiza. Pero lo cierto es que el Gobierno actuó rápido en poner el IFE, propuso pagar la mitad de los salarios de empresas del sector privado, se impulsaron más los créditos. Son iniciativas importantes, en un escenario que nadie conocía previamente y que deberían ser profundizadas

T: ¿Qué tendencia observa en materia de precios? Hay un debate a nivel mundial en cuanto a cuál es el efecto de la emisión en la economía, en un contexto de parate global.

PM: Hay que separar la economía nacional de la internacional. A nivel mundial, hay muchos precios en caída porque el precio del petróleo ha tenido un retroceso notable, pero también los precios de las materias primas, los alimentos, y los productos agrícolas. En la economía nacional el escenario es distinto, porque sigue habiendo incrementos de precios importantes, en una economía que funciona o no funciona a distintas velocidades. Porque existe una buena parte de la economía parada y por lo tanto no hay políticas de precio, pero hay otra parte de la economía, como el rubro alimentos, que sigue con suba de precios y con prácticas especulativas.

T: La estrategia del gobierno nacional es financiarse con la emisión monetaria. Esto puede atrasar el tipo de cambio?

PM: Acá tenemos algo que es inevitable que es la necesidad de financiar las políticas del Estado para mitigar la crisis. El centro de los problemas es el nivel de actividad y desempleo y todos los otros problemas van a estar subordinados a esta cuestión central. En este momento, nadie está pensando en el nivel de inflación, ni en el tipo de cambio. Sino que lo más relevante es mitigar los efectos de esta crisis.

Por lo tanto, acá hay que poner una batería de medidas para poder limitar el financiamiento vía emisión monetaria que, por supuesta, va a traer desequilibrios en la economía.

En este sentido, el impuesto a las grandes fortunas es uno de ellos y lamentablemente es un impuesto que ha recibido muchas críticas interesadas, pero que, por lo visto hasta el momento, de los dos impuestos que se planteaban (uno sobre las personas físicas y otro sobre las grandes empresas) solo se va a presentando sobre las personas físicas, cosa que me parece bien que se haga, pero solo va a recaudar el 1% del PBI en el mejor caso.

T: ¿Cómo analiza la propuesta que hizo el gobierno nacional a los tenedores de deuda?

PM: La propuesta establece una quita importante, pero al mismo tiempo (la oferta) es bastante razonable. Por eso me parece que no hay demasiado margen para negociar. Nadie quiere caer en un default en el marco de una negociación en el que lo que se busca es que sea lo menos perjudicial para la Argentina.

Es importante destacar que lo que se está negociando es un 20% de la deuda que tiene el gobierno nacional, ésta es una negociación que recién empieza.

Sin embargo, es la parada más difícil porque están los fondos de inversión más grandes que pueden litigar en tribunales extranjeros, pero si se pasa exitosamente, se cierra el camino para avanzar en la renegociación de la deuda con legislación nacional, con el sector privado y con los organismos internacionales de crédito como el FMI.