Con nuevo tribunal, la justicia aceptó evaluar la legalidad del impuestazo en Resistencia

Economía Locales Política Provinciales Representantes Sociedad
 Con nuevo tribunal, la justicia aceptó evaluar la legalidad del impuestazo en Resistencia

“Finalmente, con un nuevo ‘tribunal a cargo’, la Justicia de la provincia decidió habilitar el ‘Servicio Judicial de Urgencia ante la situación de pandemia’, para evaluar la “constitucionalidad y pedido de nulidad del ‘impuestazo municipal’, lo que constituye una excepción a la suspensión general de términos que rige hoy en el servicio de Justicia, dando por iniciado el procedimiento correspondiente para atender la denuncia presentada oportunamente por Fabricio Bolatti”, informaron desde el equipo de prensa del concejal de Resistencia.

La presentación fue interpuesta por el edil luego de entender agotadas las instancias administrativas y políticas, con las que buscó parar la aplicación de lo que llamó una “ordenanza ilegal”. En esta oportunidad la presentación se realizó ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo, para pedir se evalúe la legalidad de la norma que impuso un “desmedido” aumento de impuesto, tasas y patentes a los contribuyentes.

“Con estas novedades judiciales, nacen nuevas expectativas de que en forma institucional, y en el marco de la división de Poderes del Estado, lo que constituye una garantía de rango constitucional, se pueda corregir y comenzar a reparar el daño y retroceso que se está dando en el ámbito municipal, en los últimos meses”, expresó el edil al conocer la medida de la Justicia.

“Esta situación irregular por parte de la gestión municipal se sigue repitiendo y en casos se observa intencionalidad planificada para burlar la voluntad popular, y lograr objetivos que están muy lejos de lo que nuestros vecinos y vecinas demandan al gobierno local. El último caso se dio hace semanas, cuando se instauró otra ordenanza ilegal, que pretende endeudar en 800 millones de pesos al Municipio, esto es triplicar el stock de la deuda pública que hoy ronda los 430 millones y sin que su destino esté claro ni definido como prioridad”, analizó.

“Decíamos hace meses cuando esto iniciaba, que denunciábamos lo hecho por la magnitud económica y su impacto a los contribuyentes, pero lo más importante y esencial para el futuro de nuestra comunidad lo constituye la forma o procedimiento usado para generar e implementar la medida, lo que no puede constituir nunca un antecedente firme de tipo legislativo o legal, en una sociedad que pretende ser justa, libre, igualitaria y soberana”, concluyó.