Aporte de la ciencia argentina para la lucha contra el coronavirus y aumentan los casos positivos

Nacionales Salud Sociedad Tecnología y Ciencia

El presidente Alberto Fernández presentó hoy un kit desarrollado por científicos argentinos para diagnosticar coronavirus en menos de dos horas y a bajo costo, mientras el Ministerio de Salud reportó otras tres muertes y un total de 345 casos de contagio en las últimas 24 horas en el país.

Durante un encuentro en la residencia de Olivos, el presidente reivindicó el rol de la ciencia en la construcción de “soberanía”, al presentar esta tarde el denominado Neokit -Covid19 que permite obtener resultados en menos de dos horas con similar sensibilidad que las técnicas actuales de PCR ..

Está previsto que el nuevo test de diagnóstico rápido sea utilizado por el sector público en el marco de la estrategia del Ministerio de Salud para la detección del coronavirus.

En tanto, con los nuevos tres fallecidos reportados en las últimas 24 horas suman 356 los decesos desde el inicio de la pandemia, mientras que los casos acumulados de contagio ascienden a 7.479, según informó el Ministerio de Salud de la Nación.

De los 345 nuevos casos positivos, el número más alto desde la llegada del brote en un día, 214 fueron detectados en la ciudad de Buenos Aires.

El aumento en el números de casos en el ámbito porteño causó preocupación en las autoridades del distrito, que en las últimas horas establecieron cuatro factores de análisis para determinar la forma en que continuará la cuarentena, entre los que se encuentran la reapertura de comercios de cercanía y las salidas recreativas para niños de este fin de semana.

La evaluación de la situación de la Covid-19 en el distrito por parte de las autoridades porteñas tendrá al martes 19 como una fecha clave, ya que en esa jornada se cumplirá una semana de la puesta en marcha de la reactivación de los comercios y será a pocos días del fin de la fase del aislamiento dispuesta por el Gobierno nacional.

Fuentes del Gobierno porteño precisaron a Télam que el análisis estará dirigido a la evolución de la curva de contagios del coronavirus en la Ciudad, la movilidad de las personas en el transporte público, la habilitación de una veintena de rubros de comercios barriales considerados no esenciales y el impacto de la autorización para los paseos de esparcimiento con niños que se hará el fin de semana por primera vez.

“El combinado de esos factores va a ser lo que definirá cómo seguimos con esta cuarentena”, adelantó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, en una conferencia de prensa esta mañana, en la cual indicó que las opciones podrían oscilar entre “sostener las medidas adoptadas” respecto a la flexibilización del aislamiento, “ampliarlas o desandarlas”.

No obstante, remarcó que “hay por delante una curva de contagios que va a evolucionar” en la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana, que agrupa a 40 municipios bonaerenses y donde se concentra cerca del 80% de los casos de coronavirus, en tanto que estimó que ese crecimiento de registros ocurrirá “a fines de mayo o inicios de junio”.

“Cuando la curva empiece a acelerarse, naturalmente, vamos a tener que discutir medidas de distanciamiento físico más restrictivas porque es lo que hicieron todos los países del mundo para cuidar a sus ciudadanos”, aseguró el ministro.

En el plano internacional, y especialmente en los países de Europa donde la propagación del coronavirus se ha desacelerado, las autoridades empezaron a relajar las restricciones fronterizas en coincidencia con alivios de cuarentena en otros continentes, aunque brotes en Chile y México mostraban que la pandemia está lejos de su fin.

En Brasil, epicentro de la crisis en América Latina, el ministro de Salud, que el presidente Jair Bolsonaro había nombrado hace menos de un mes, renunció hoy en medio de presiones del mandatario para usar una droga para la malaria para combatir el nuevo virus.

Chile, por su parte, registró un récord diario de 26 muertes por coronavirus.

En Europa, Eslovenia, que ha relajado su cuarentena gradualmente, se convirtió en el primer país del continente en declarar el fin de su epidemia y abrir sus fronteras a ciudadanos de la Unión Europea (UE) a través de sus límites con Italia, Austria, Hungría y Croacia..