Club Unión y Fuerza de Sáenz Peña: denuncian por usurpación a “cuidador” que se apropió de las instalaciones

Deportes Interior Provinciales Sociedad
 Club Unión y Fuerza de Sáenz Peña: denuncian por usurpación a “cuidador” que se apropió de las instalaciones

La Comisión Directiva de la entidad social y deportiva termal compartió con la comunidad las acciones legales administrativas “que demuestran de manera contundente la condición de usurpación de parte de los intrusos” y señaló: “Esperamos pacientemente en Dios y la Justicia”.

A través de una presentación ante la Fiscalía de Investigación, Gabriel Duca, presidente del club, con el patrocinio del abogad Javier Alós denunciaron a Mauro Sebastián Barrera y/o cualquier otro ocupante, por el delito de usurpación del inmueble propiedad del Club Unión y Fuerza ubicado en calle Chacabuco Nº 147 de la ciudad de Roque Sáenz Peña.

El escrito detalla que tras haber sido elegido Presidente mediante Asamblea de Socios el 15 de diciembre y asumido la conducción del club el 26 de ese mes, se constató “la presencia de un ocupante (Barrera) en el sector secretaría, baños y cancha de paddle del Club Unión y Fuerza”, quien además remitió una carta documento “intimatoria”, se instó al ocupante, también mediante carta documento, a acreditar la posesión del inmueble, quien se definió a sí mismo como “cuidador de las instalaciones”.

El 30 de diciembre, Barrera contesta “mediante negativas generales y falsedades, ya que el mismo manifiesta que se encuentra en el inmueble hace más de 20 años, lo cual consultado con los vecinos es totalmente falso”, y “si bien no se conoce la fecha en que habría ingresado al lugar a tomar posesión de las instalaciones, lo hizo en forma clandestina, sin autorización alguna”.

La presencia del intruso, según el acta de Asamblea del 15 de diciembre de 2020 firmada por el normalizador, Héctor Wasinger, data de agosto de 2018. Barrera, por su parte –siempre según la presentación ante la fiscalía– “reconoce que se encuentra en el inmueble por la carencia de autoridades constituidas en el Club (lo cual es falso ya que el Club se encontraba intervenido), lo que –sostienen– demuestra el aprovechamiento de la situación para usurpar y usufructuar ilegítimamente las instalaciones del club”.

La usurpación llegó al punto de ocupar sectores “donde habita con su familia y realiza explotación comercial. Además utiliza un sector donde tiene depositados vehículos cuya procedencia se desconoce”.

“Con su accionar impide que el Club desarrolle sus objetivos sociales, prueba de lo antedicho es la solicitud de nueva conexión eléctrica a la que la actual comisión directiva tuvo que acudir, ya que el tablero de energía eléctrica de todo el inmueble esta dentro de la parte usurpada del inmueble, por lo que el mismo impide el acceso al comando de energía eléctrica”.

En definitiva, Barrera “valiéndose de la situación de irregularidad con respecto a la Comisión Directiva del Club, ha tomado posesión de las instalaciones del Club y la usufructúa impidiendo que las autoridades actuales del Club puedan tomar la posesión del mismo para realizar las actividades específicas que están previstas”, como refacciones de las canchas con el fin de comenzar al normal funcionamiento de las mismas, y otras tareas de mantenimiento. Además, barrera “explota un gimnasio que ha instalado en el Club, como también tomó posesión de los baños, del sector de la cancha de paddle y boletería, habiendo realizado modificaciones del sector sin autorización alguna y en forma ilegal”.