La operación “vacunatorios VIP” llegó a Wikipedia

Nacionales Política Salud Tecnología y Ciencia
 La operación “vacunatorios VIP” llegó a Wikipedia

Mientras en las redes sociales y los medios de prensa se desataba el escándalo por las declaraciones del periodista Horacio Verbitsky sobre su vacunación “de privilegio”, un usuario de la enciclopedia colaborativa Wikipedia publicaba el artículo “Escándalo por vacunatorio VIP en el Ministerio de Salud de Argentina”.

La redacción, con una lista que incluye entre los vacunados a “gremios y amigos”, y la meticulosa utilización de fuentes (Clarín, La Nación, Infobae, TN y la consabida red de medios satélites de todo el país), generó la reacción de otros “wikipedistas” e internautas.

Wikipedia es una enciclopedia colaborativa, y no requiere mayores requisitos para convertirse en “wikipedista”. Como los artículos no llevan firma, cualquier “wikipedista” puede editarlos si detecta errores o falta de información. Cuando se establecen desacuerdos respecto a la neutralidad de los puntos de vista expresados, los debates pueden ser interminables.

En la “página de discusión” se acusa al autor, el anónimo “Klepisolemure”, de haber elaborado un “Artículo de intención política”, de “Edición tendenciosa” que hasta omitió intencionalmente mencionar al accionista de Clarín José Antonio Aranda, que Verbitsky había nombrado en su columna radial.

En su defensa, el “wikipedista” argumentó que el artículo se inscribe en la clasificación de “escándalos políticos” y compara el hecho con el “Escándalo Watergate”.

Cabe recordar que las declaraciones de Verbitsky tuvieron lugar el viernes por la mañana, y a la tarde el presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia al ministro de Salud Ginés González García. Sin embargo, el escándalo en las redes sociales recién comenzaba, y para entonces la noticia había dado la vuelta al mundo.

Wikipedia no es un portal de noticias, y su carácter de “enciclopedia” supone que los artículos son hechos relevantes y categóricos, pero la publicación de un hecho que estaba teniendo lugar en ese preciso instante, y su automática calificación de “escándalo” consumado, expuso una vez más la permeabilidad de la plataforma por parte de quienes intentan marcar la agenda pública.