“De 1.776 camas que teníamos al iniciar la gestión, hoy ampliamos a 1.932”, ponderó Benítez

Gestión Provincia Provinciales Salud
 “De 1.776 camas que teníamos al iniciar la gestión, hoy ampliamos a 1.932”, ponderó Benítez

La titular de la cartera destacó la mejora en la infraestructura sanitaria, inversión en equipamiento hospitalario y capacitación del personal. “De 1.776 camas que teníamos al iniciar la gestión, hoy ampliamos a 1.932”, indicó para ejemplificar el refuerzo que se realizó al sistema sanitario chaqueño en el contexto de pandemia por coronavirus.

La ministra de Salud Pública del Chaco Paola Benítez realizó un balance de sus primeros seis meses de gestión al frente de la cartera sanitaria, en un contexto difícil debido a la emergencia sanitaria por la pandemia por coronavirus. “Nos fijamos tres ejes dirigidos a infraestructura sanitaria, inversión en equipamiento y capacitación de personal, que se pusieron en marcha y se están cumpliendo aún dentro de la emergencia sanitaria actual”, expresó.

En ese sentido destacó que el gobernador Jorge Capitanich puso la prioridad la mejora del sistema sanitario. “Porque sabemos que la salud pública es para todo el pueblo y debe ser de calidad”, resaltó y aseguró que los objetivos en la gestión gubernamental dirigidos a la mejora de la salud se fueron cumpliendo, independientemente de la coyuntura actual por la pandemia por coronavirus.

Aumento de la capacidad de internación y atención

Benítez recordó que se inició la gestión con una infraestructura sanitaria muy deteriorada. “El hospital Perrando era la máxima expresión de esto, donde mejoramos las pastillas 6 y 9, que estaban en menos del 50 por ciento de su funcionamiento, por el mal estado general”, agregó.

Además, se amplió la guardia del hospital, se arreglaron los ascensores, se mejoró la sala de máquinas, se amplió y dispuso de un consultorio de febriles para la atención de Covid-19. “Y contamos con el hospital Modular, que ya está apto para su funcionamiento, si bien no hay pacientes internados en este sector, ya que la pastilla 6, donde funciona la atención a pacientes COVID-19, se encuentra aún con camas disponibles para la internación”, explicó.

De igual manera se realizaron mejoras integrales en los hospitales y centros de salud de toda la provincia, como el 4 de Junio de Sáenz Peña, Bicentenario de Castelli, Eva Perón de Barranqueras, Luis Fleitas de Fontana, y los hospitales de La Leonesa, de Tres Pozos, del Sauzalito.

Desde el 10 de diciembre de 2019 a la fecha la estructura sanitaria de la provincia aumentó en un 23 por ciento su capacidad de internación. “De 1.776 camas que teníamos al iniciar la gestión, hoy ampliamos a 1.932. Iniciamos la gestión con 112 ambulancias funcionando y hoy tenemos 151, y además iniciamos la compra de 30 nuevos móviles, de los cuales 7 serán 4×4, para poder llegar a los territorios de provincia que necesitan de unidades especiales”, resaltó.

En lo que respecta a respiradores, al inicio de la gestión habían 41, y hoy se cuenta con 129. Además, se adquirieron 16 ecógrafos, 80 camas eléctricas, 80 monitores multiparamétricos, 6 equipos para hemodiálisis. “Entre tantas otras cosas implementamos la historia clínica electrónica, en una fase mucho más amplia, y estamos ejecutando un sistema de fiscalización permanente de todos los establecimientos de la salud pública como privada”, agregó y aseguró que “todo ayuda a aumentar la capacidad, triplicando la capacidad de atención a pacientes, independientemente de la pandemia”.

Coyuntura de pandemia

“Obviamente acompañamos la visión de la ideología política del gobernador, en la que trabajamos diariamente, tratando de llevar la mejor salud, con calidad, y con un acceso equitativo, de toda nuestra población, y es así como hemos atravesado estos seis meses y hoy estamos parados ante una situación difícil, desde el punto de vista epidemiológico, pero la verdad que alentadora de cara al futuro, en cuanto a todo lo que hemos podido avanzar en la provincia, en el cumplimiento de las metas que nos hemos establecido”, subrayó Benítez.

En una coyuntura marcada por la emergencia sanitaria debido a la pandemia por coronavirus, la ministra recordó que se incorporaron 211 profesionales para la asistencia a pacientes, se trabaja en la capacitación, tanto a profesionales de la salud como al personal de diferentes instituciones, en protocolos para evitar el contagio de Covid-19 como también en la capacitación específica del recurso humano para atender a la población en diferentes áreas sanitarias. De esta manera se cuenta hoy con 8.800 personas capacitadas, de las cuales 6.000 pertenecen al sistema sanitario.

“También se capacitó al personal de salud en diferentes aspectos que conciernen al sistema sanitario, en distintas temáticas, según las demandas de las especialidades de los profesionales de un sistema que está activo no sólo para la asistencia en Covid-19”, señaló.

Articulación con Nación

La ministra de Salud destacó el trabajo en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación desde el primer día de gestión. “Con la Nación venimos trabajando mancomunadamente desde el inicio de la gestión, con el ministro Ginés González García y todo su equipo, que parte de este equipo estuvo recientemente en el Chaco. Quiero destacar el acompañamiento y sostén del Ministerio en todo este tiempo, previo a la pandemia, y durante la misma, articulando las medidas específicas y necesarias para cada sector de nuestra provincia”, resaltó.

Llamado a la conciencia y solidaridad ciudadana

Al cumplirse los seis meses de gestión en la cartera sanitaria provincial, Benítez insistió en solicitar la colaboración de la población para disminuir el riesgo de circulación y contagio de coronavirus. “Podemos pensar y diseñar medidas, pero el verdadero resultado va a estar en que cada uno individualmente pueda acatarlas, cumplirlas, de la mejor manera posible; sobretodo aquellas medidas de aislamiento que son necesarias para disminuir el riesgo de contagio, ya que el resultado final va a depender de cada una de esas acciones individuales de cada uno de los chaqueños”, explicó.

“Hay que pensar en la exposición al riesgo de enfermar a los adultos mayores, o a los grupos más vulnerables con alguna enfermedad de base, que tienen un riesgo de letalidad más alto”, agregó.

El sistema sanitario chaqueño está en condiciones de recibir a pacientes COVID-19 positivos. “Los pacientes internados en el hospital Perrando, por ejemplo no sobrepasa la ocupación de la pastilla 6, que son 54 camas. Esta capacidad, sumada al nuevo hospital Modular, hacen que hoy, solo en el Perrando, tengamos más de 100 camas disponibles para internar a pacientes COVID-19, pero no esperemos a tener que ocuparlas, depende de cada uno de nosotros evitar el contagio y que las personas que tienen mayores riesgos no deban ocupar alguna de esas camas”, concluyó.