Nutrición en tiempos de Covid: una oportunidad para incorporar nuevos hábitos

Provinciales Salud Sociedad
 Nutrición en tiempos de Covid: una oportunidad para incorporar nuevos hábitos

Desde el Servicio de Alimentación del Hospital “Dr. Julio C. Perrando”, detallaron cómo se trata a un paciente que ingresa con COVID 19. También brindaron algunos tips para sobrellevar el confinamiento sin aumentar de peso.

En una nueva emisión de “Los especialistas responden”, la licenciada en nutrición del Servicio de Alimentación del Hospital “Dr. Julio C. Perrando”, Mariana Pujol explicó que continúan trabajando con sus pacientes. Además detalló que sumaron el monitoreo de los pacientes de manera virtual. El servicio, que brinda la adecuada nutrición a los pacientes que se encuentran internados, cuenta con dos equipos de trabajo, conformado por profesionales y no profesionales.

El equipo de no profesionales, es el que elabora los menúes hiposódicos, para pacientes renales, o diabéticos, como así también es el encargado de recepcionar los víveres e insumos para el servicio de alimentación.

El equipo profesional por otra parte está a cargo de las licenciadas en nutrición. Ellas, aparte de supervisar todas las etapas anteriores, evalúan nutricionalmente a los pacientes para determinar si existe un riesgo nutricional. También los profesionales en nutrición, integran equipos interdisciplinarios con médicos y enfermeros y luego de analizar conjuntamente al paciente, diseñan un menú adaptado. Para esto es importante conocer la clínica del paciente como así también gustos y hábitos.

Una vez que los pacientes son dados de alta, las licenciadas los monitorean mediante consultorio externo. Actualmente, como los consultorios no se encuentran habilitados, se hace el seguimiento mediante consultas virtuales.

Nutrición de pacientes con Covid-19

En la actualidad, como la mayor parte de los pacientes internados presentan COVID 19, las profesionales en nutrición adaptan los menúes a la situación clínica de los mismos. En caso de estar frente a una persona con sintomatología moderada, al que por ejemplo le cuesta tragar, se procesan los alimentos para que sean más digeribles.

Si el paciente muestra un cuadro de mayor gravedad, y no puede alimentarse por sus propios medios, la nutricionista sugiere al médico o equipo que lo trata, algún suplemento nutricional que cubra las demandas calóricas. En síntesis, si no puede consumir nutrientes por boca, requerirá una sonda de alimentación. Por ese conducto, que llega directamente hasta el estómago, se depositan alimentos estériles que habitualmente son hiperproteicos.

Consultorios virtuales

Cuando un paciente recibe el alta, es normal que el Servicio de Alimentación del Hospital “Dr. Julio C. Perrando” continúe con el seguimiento nutricional. Para ello y, ante el cuadro de pandemia, se ha dispuesto un servicio a distancia mediante el perfil de facebook del servicio. Quienes demanden este tipo de atención deberán comunicarse con el Servicio mediante un mensaje para que una de las nutricionistas tome contacto con ellos.

En los últimos meses se han incrementado las consultas por aumento de peso. Esta, es una tendencia que se da a nivel país. Desde la Sociedad Argentina de Nutrición, se concretó una encuesta a un universo de cinco mil pacientes y allí se pudo determinar que seis de cada diez personas habían aumentado entre tres y cinco kilos durante el confinamiento.

Teniendo en cuenta que el sobrepeso se da en niñas, niños, adultos y mayores, desde el Servicio de Alimentación sugieren mantener una planificación para la ingesta de alimentos. Esto quiere decir que es válido diagramar lo que se consumirá durante la semana, lo que también permitirá por ejemplo, salir una sola vez por semana para hacer las compras.

También aconsejan como segundo factor a tener en cuenta el respeto a los horarios de las comidas. No menos importante son el mantener una correcta hidratación y la práctica habitual de actividad física.

Alimentación saludable

Si bien es cierto que la ingesta de frutas y verduras es poco frecuente entre los argentinos, en tiempos de confinamiento es importante tenerlos dentro de la dieta habitual, ya que son ricos en nutrientes como así también en líquidos y fibras. Su consumo no previene enfermedades, pero si aleja la posibilidad de desarrollar un cuadro de enfermedad grave.

Lo recomendable es que diariamente se incorporen unas siete porciones de frutas y verduras. También se deberían evitar o disminuir alimentos ultra procesados, estos son los que contienen altas cantidades de grasa, azúcar o sal, los que no favorecen la correcta nutrición.