Un Municipio sin Carta Orgánica es como un barco sin timonel | Por Gabriel Duca

Interior Opinión Política Provinciales Representantes

Por

En estos días de aislamiento los concejales del Partido Justicialista de Sáenz Peña (Frente Chaqueño) podrían elevar proyecto para la creación de nuestra necesaria “Carta Orgánica”. A tal fin el Concejo Municipal deberá oportunamente llamar a elección de Convencionales, los cuales en número serán el doble que los concejales municipales, entonces para redactar y promulgar nuestra Carta Orgánica necesitamos sean electos 18 sáenzpeñenses.

Un municipio sin Carta Orgánica es factible de ser presa de inescrupulosos, solo los que no honran el mandato popular pueden llegar a presentar oposición a tan necesaria herramienta legal, en ese sentido nadie puede desconocer que ocuparon cargos personas que de existir la normativa legal que asegura la Carta Orgánica, jamás podrían haber sido nombrados por sus antecedentes civiles y comerciales.

También debemos propender a lograr un cuerpo deliberante verdaderamente representativo, en consecuencia se debería instrumentar la elección de representantes por comunas, atendiendo como hoy me planteaba el compañero Miguel Alberto Julián la necesidad de que la ruralidad esté representada por al menos dos concejales.

Sáenz Peña como municipio de Primera Categoría ya superó los 100.000 habitantes, esa realidad demográfica posibilita ampliar su Cuerpo Deliberante de 9 a 11 concejales, de ser así la Convención que proclamaría nuestra Carta Orgánica debería estar integrada por 22 Convencionales.

No es un tema menor, esa herramienta legal permitirá a cualquier ciudadano ejercer un verdadero contralor sobre los Fondos Públicos y la finalidad que se les dan a los mismos, hoy al no contar con la ley que nos asegure un verdadero marco regulatorio institucional y jurídico, los ciudadanos de nuestra querida Sáenz Peña debemos resignarnos a desconocer el destino discrecional de los dineros del pueblo, jamás podrán observar publicados en Boletín Oficial el Presupuesto Municipal y las consiguientes partidas ítem por ítem. Que la ética sea el norte para nuestros futuros representantes y funcionarios.

Palabras y más palabras. Que las promesas de campaña incumplidas sean pasibles de sanción, la ciudadanía no debe ni puede seguir tolerando a verdaderos estafadores electorales.

Entre tantas y para no extenderme, también se deberá crear el marco regulatorio en lo que hace a prensa y propaganda, no podemos seguir desconociendo acciones de gobierno reñidas con la moral por contar el gobernante de turno con un FENOMENAL APARATO DE BLINDAJE MEDIÁTICO.
El verdadero amor a la Patria no se declama, se practica. No cuesta tanto, solo un poco de voluntad y verdadero compromiso con la ciudadanía.

“Quien quiera oír que oiga, quienes quieran seguir que sigan: mi empresa es alta y clara mi divisa, mi causa del pueblo. Mi guía, la bandera de la patria”. JUAN DOMINGO PERÓN.

(*) Secretario General del Partido Justicialista de Roque Sáenz Peña,