“El Hospital cuenta con todos los insumos y elementos de seguridad que la emergencia sanitaria exige”, sostiene la directora del Perrando

Gestión Provincia Provinciales Salud
 “El Hospital cuenta con todos los insumos y elementos de seguridad que la emergencia sanitaria exige”, sostiene la directora del Perrando

La directora de nosocomio, Nancy Trejo, detalló las medidas adoptadas ante la profundización de la circulación implementadas esta semana por el Gobierno provincial y destacó que, a pesar de las complicaciones, el sistema de salud de la provincia “no ha colapsado”.

Por estar en la línea de fuego, el hospital ha sentido el embate de la enfermedad, sobre todo en la exposición de su personal al dinámico escenario que plantea el coronavirus en la provincia. Por estas horas, ocho enfermeras de la institución se encuentran en aislamiento en sus domicilios y en el caso que más conmueve a los trabajadores, el titular del Servicio de Terapia Intensiva se encuentra internado con asistencia respiratoria como consecuencia del coronavirus.

Trejo lo sufrió en carne propia. De hecho fue una de las primeras personas en la provincia en cursar la enfermedad aunque con síntomas leves, pero eso no duda en llevar tranquilidad al afirmar que el nosocomio cuenta con “todos los insumos y elementos de seguridad que la emergencia sanitaria exige”.

Atención en cuarentena


El hospital volvió a trabajar como al principio. “Seguimos con la suspensión de los consultorios externos y las cirujías programadas, siempre garantizando el servicio de guardias en todo el hospital”, detalló.

Está en funcionamiento el consultorio de enfermos respiratorios febriles, que funciona las 24 horas, al igual que las emergencias. La atención en los distintos servicios se mantienen con consultas telefónicas, on line, con el registro de los pacientes. También, por estos cuatro días, se suspendieron las recetas que se daban de manera programada, hasta poder retomar la atención en los distintos servicios.

Los servicios del hospital atienden en función de la demanda espontánea que es aquella consulta que el paciente se acerca a realizar en función de una dolencia determinada. Esto puede estar vinculado a la patología demandante por estas horas que es la COVID-19, y en ese caso es atendido en el consultorio de febriles donde se decide si requiere internación; o bien no tener relación con la enfermedad y en ese caso son evacuadas en el servicio de guardias y emergencia. “Lo que están suspendidas son las consultas programadas”, subrayó Trejo.

En caso de requerir una cirugía de urgencia, esto se hace en el servicio correspondiente, al igual que si se requiere una internación de clínica médica. La directora sostuvo que en el marco de la emergencia sanitaria se activaron protocolos en cuanto a la atención de la COVID-19: “Tenemos una estrategia implementada en el hospital para lo cual se ha capacitado al personal de la institución pero además se conformó un equipo multidisciplinario, que no es otra cosa que un Comité de Expertos, para abordar esta patología optimizando la atención”, indicó.

Insumos suficientes


“En ningún momento se hizo el reclamo formal ante la dirección del hospital por la falta de elementos de protección y esta Dirección se encargó de garantizar que estuvieran los elementos a disposición de los efectores de salud”, sentenció. De la misma manera, aseguró que desde que asumió la conducción del nosocomio, en febrero de este año, en ningún momento hubo faltantes de otros insumos, más allá de alguna eventual escasez de ciertos medicamentos. “Trabajamos en forma conjunta y coordinada con el Ministerio de Salud para garantizar la provisión de medicamentos tanto en la consulta diaria como en la atención de pacientes COVID-19”, expuso.

La directora del principal nosocomio provincial explicó que el hospital “cuenta con todos elementos de protección personal” que éstos son distribuidos a través de los supervisores y mediante un órgano que trabaja de forma coordinada con ellos para “garantizar la llegada a todos y cada uno de los efectores de salud”.

Protocolo


Desde el inicio de la pandemia, se implementó el protocolo de manejo frente a casos sospechosos o confirmados de coronavirus. De acuerdo a estas prerrogativas existen normas de atención en cuanto a la utilización de los elementos de protección personal de acuerdo al área o servicio en la que el profesional desarrolla sus tareas. “En cada uno de los servicios se distribuyen los elementos de acuerdo a las necesidades concretas para la atención de los pacientes, tenemos un equipo que trabaja en forma coordinada con los supervisores para garantizar que todos los insumos lleguen a los efectores”, insistió.

La directora del Perrando remarcó que los protocolos van cambiando en función de los escenarios dinámicos que plantea la enfermedad, de hecho se han modificado las definiciones, por ejemplo, de “contacto estrecho”. “Nosotros también nos vamos adaptando en función de los lineamientos de la Nación y así se implementó el uso obligatorios de tapabocas a todo paciente que ingresa como así también la toma del hisopado; cada efector que se encuentra atendiendo debe usar el barbijo quirúrgico, el anteojo protector o la máscara facial; y aquel que se encuentra en áreas críticas tiene que tener otros elementos de seguridad”, explicó.

Según Trejo, el personal del hospital cuenta con los elementos para la atención de cualquier paciente “potencialmente” sospechoso de COVID-19. “Cuando ese paciente es catalogado como sospechoso, se lo aisla en un área que se encuentra preparada a ese efecto en cada uno de los servicios, y se le realizar el hisopado: si es positivo, se lo deriva al sector específico y si no, continúa donde se encuentra”.

Hospital modular

La directora aclaró además que el Hospital Modular de Emergencia está equipado con sus respectivas camas, con respiradores y todo el equipamiento que se requiere para ponerlo en marcha. Faltan algunos detalles como sectorizaciones de estar médico y la instalación de computadoras para que esté totalmente operativo, pero ya se está trabajando con los coordinadores de la Unidad Covid para iniciar la internación en el flamante predio.

“Cabe destacar que nuestro sistema de Salud no ha colapsado; es decir, en la Pastilla 6 que está destinada a la internación de pacientes COVID-19 positivos está ocupada en un 60% de su capacidad (30 camas ocupadas de un total de 54)”, remarcó la directora del hospital. La atención está sectorizada. Algunos de ellos están en estado crítico, con asistencia respiratorio mecánica; mientras que los demás requieren una internación moderada a leve y reciben la atención de médicos terapistas y clínicos.

“Esta Pastilla 6 fue remodelada a nueva, cada habitación tiene sus gases medicinales y la posibilidad de instalar todos los equipos que el caso requiera, como respiradores y monitores; es decir, los pacientes tienen garantizada una atención que esté a la altura de las circunstancias”, enfatizó.

Diálogo con residentes


Trejo se refirió asimismo al diálogo encarado por el gobernador Jorge Capitanich, con los médicos residentes del hospital, que la semana pasada motorizaron distintas manifestaciones públicas y valoró la actitud de primer mandatario provincial al ponerse al frente de la discusión. “El gobernador ha puesto toda su predisposición, como siempre lo ha demostrado, por lo que las distintas áreas están planteando los justos reclamos que sostienen”, consideró.

La directora del hospital recordó que en un principio los médicos fueron recibidos por la ministra de Salud, Paola Benítez y ahora es el turno del gobernador con el que “seguramente” llegarán a una solución.