Press "Enter" to skip to content

¿Se respetan las LIBERTADES? | Por Dino Ortiz Melgratti

Una nueva conmemoración de nuestra independencia como Nación soberana y libre nos interpela a reflexionar sobre la coyuntura que nos atraviesa, más aun teniendo en cuenta la multitudinaria marcha llevada a cabo el pasado 9 de Julio, en la inmediaciones de la plaza 25 de Mayo de nuestra ciudad. Marcha en la cual se sostenían reclamos varios, sin desconocer la gravedad sanitaria, sino a favor de las libertades públicas avaladas constitucionalmente y que actualmente están siendo vulneradas.

La libertad es un valor humano y a la vez un derecho, y a más de cuatro meses de cuarentena es válido preguntarse en qué situación se encuentra nuestro Estado de Derecho y los Principios Republicanos que nos rigen, donde los Poderes Ejecutivos nacional, provincial y municipal gobiernan por Decretos enamorándose de ésta idea, y donde los otros Poderes del Estado se encuentran limitados en sus funciones; el Poder Judicial en una especie de feria permanente, el Legislativo y Deliberante municipal con una actividad casi nula, funcionando solo de manera excepcional en la mayoría de los casos.

Recuperar la Libertad

En relación a las demandas de una sociedad que muestra niveles elevado de estrés y cansancio por la prolongada cuarentena y con sus libertades acotadas, también cabe preguntarse: ¿Es así como debemos responder institucionalmente frente a una pandemia? ¿Qué haremos con el flagelo de la pobreza que hoy afecta a más del 50% de los chaqueños? ¿Qué haremos con el déficit de empleo que azota principalmente a nuestros jóvenes que no pueden insertarse laboralmente y navegan toda clase de informalidad laboral? Interrogantes válidos a los que debemos ocuparnos con mayor énfasis los funcionarios públicos elegidos para transformar esta realidad que nos duele y mucho.

La sociedad impaciente observa a sus dirigentes buscando soluciones a sus problemas y al sentir vulnerada sus libertades salen a manifestarse, aun conscientes de que corren peligro sanitario. Hoy muchos le tienen más temor a la incertidumbre del futuro inmediato que a este virus que no hace acepción de personas ni de edades.

Trasladando éstas reflexiones al ámbito local, hoy más que nunca tenemos que abogar por el funcionamiento a pleno de todas las instituciones. Es el momento en que más necesitamos trabajar, dialogar, buscar consensos, ser creativos y flexibles para encontrar entre todos las alternativas de volver a dinamizar todos los sectores sociales y económicos de la provincia. Por competencia desde luego la ciudad de Resistencia es lo que más me desvela, preocupa y ocupa, pero por más voluntad y contracción al trabajo que cada uno tenga no alcanzará, tampoco se logrará tomando decisiones o acciones individualistas y aisladas.

Es tiempo recuperar las libertades, la unidad en la diversidad y también es tiempo de reaprender a oírnos los unos a los otros, porque la sociedad nos demanda urgentes respuestas. Tal vez no tengamos todas y tal vez también nos equivoquemos en algunas, pero lo que no podemos permitirnos bajo ningún punto de vista es quedarnos sin hacer nada.

(*) Concejal de Resistencia por el NEA-UCR