Press "Enter" to skip to content

Denuncian al procurador macrista Casal por embestida contra la fiscala Boquín: «Se despertó de una siesta de cuatro años»

El procurador interino de la Nación Eduardo Casal, nombrado por Macri tras impulsar el apartamiento de Alejandra Gils Carbó, le abrió un sumario administrativo a la fiscal del concurso del caso Correo Argentino que involucra a los Macri. El repudio a la embestida llegó desde el Colectivo de Mujeres del Derecho, Justicia Legítima y el Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju), pero también en Chaco hizo ruido la noticia.

Desde la Provincia del Chaco recordaron que Casal recibió sendas denuncias durante la gestión macrista para investigar presuntos excesos, irregularidades y armado de causas por parte de fiscales federales, y “jamás se tomó el trabajo de abrir un expediente, pero ahora, ante un reclamo menor, decide ir a fondo. Parece que el Procurador se despertó de una siesta de cuatro años”, ironizaron.

La decisión de Casal, que trascendió hoy, está fechada el 29 de julio, un día después de que el procurador general interino le reclamara a la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal un plazo mayor para poder responder a los pedidos de información formulados por distintos legisladores, según informó Télam. La apertura del sumario se dio en el marco de un expediente iniciado a partir de una denuncia formulada ante la Procuración General de la Nación, y presentada por una agente que prestaba servicios como oficial mayor en la Fiscalía General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial a cargo de Boquín, a la que luego se sumaron otras.

“Luego de analizar las manifestaciones de los agentes cuyo testimonio se recogió y los diferentes legajos que se incorporaron, frente a las explicaciones brindadas y la prueba aportada por la fiscal general Gabriela Boquín, considero, de acuerdo con el dictamen que en forma unánime emitió el Consejo Evaluador, a cuyo contenido me remito por razones de brevedad, que se deberá iniciar un sumario administrativo”, sostuvo Casal en la resolución a la que accedió Télam.

El objeto del sumario “deberá estar orientado a establecer si los hechos relatados” ocurrieron “del modo en que fueron descriptos y eventualmente si sucedieron otros del mismo tenor cuya ocurrencia pudiera surgir de la prueba que se produzca y, en su caso, determinar si tienen entidad para configurar un reproche disciplinario”, sostuvo Casal.

En ese marco, el procurador interino remarcó que “el instructor deberá prestar especial atención al desempeño de la fiscal general en aras de efectuar una distinción entre aquellos rasgos de la personalidad en su rol de jefa de una oficina que pueden obedecer a un carácter severo, de situaciones que pudieran encuadrarse en una inconducta o maltrato hacia el personal”.

Finalmente, Casal designó al magistrado del Ministerio Público Fiscal Fabián Roberto Enrique Celiz para que actué como instructor del sumario y le encomendó producir el informe final en un plazo no mayor a sesenta (60) días.

La decisión de Casal generó malestar entre funcionarias judiciales que la interpretaron como una represalia por el papel de Boquín en el concurso del Correo Argentino –fue quien denunció que el gobierno de Mauricio Macri estaba cerrar con la empresa un acuerdo “abusivo” para las arcas del Estado- y como un intento de respuesta del procurador interino a las críticas que le llegaron del Congreso.

El colectivo de Mujeres del Derecho calificó la apertura del sumario administrativo como una “infame persecución” de Casal a Boquín:

Repudio a la persecución del procurador interino Casal a la fiscala Boquín
El colectivo de Mujeres del Derecho repudia la infame persecución a la Fiscala Gabriela Boquín, impulsada por el titular interino de la Procuración General de la Nación, Eduardo Casal, a través de la promoción de un sumario administrativo disciplinario que constituye una clara represalia por su actuación independiente y proba en la causa Correo Argentino que se sustancia ante la Justicia Comercial. La medida es además un indiscutible acto de violencia de género contra la Magistrada que compromete la responsabilidad del Estado Argentino a la luz de la Convención de Belem do Pará y CEDAW.

Desde la agrupación Justicia Legítima señalaron que Boquín fue notificada de la apertura del sumario por vía virtual en horas de la madrugada del jueves, lo que definieron como una “actitud impropia de las instituciones de una Democracia” al tiempo que se solidarizaron con la magistrada a la que señalaron como víctima de una persecución.

En tanto, desde el Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju) repudiaron la “avanzada” de Casal “contra” Boquín y lo vincularon a la presentación del proyecto legislativo de reforma judicial, ocurrida el miércoles pasado.

Fuente: con apuntes de Infonews, Colectivo de Mujeres del Derecho y 3500Noticias.