Press "Enter" to skip to content

Junto a Olivello, Chapo defendió la “firmeza” con la que el gobierno enfrenta el conflicto social, y aseguró que ahora hay menos cortes de calle

A días de que la policía desalojara por la fuerza una manifestación de comunidades indígenas en Ruta 11, el ministro de Gobierno Juan Manuel Chapo y el subsecretario de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial Gustavo Olivello se reunieron con empresarios para llevarles tranquilidad sobre “el derecho a circular”.

El titular de la cartera de Gobierno habló de “consenso social”, pese a que Olivello fue acusado de dar la orden de reprimir a los manifestantes, entre los que había mujeres y niños, con postas de goma. A la metodología la denominaron “acciones que desalienten los cortes de calles que perjudican la actividad comercial”.

“Somos un gobierno que asiste permanentemente a los sectores más postergados, entendemos la necesidad de pueblo trabajador que quiere salir adelante y que busca oportunidades, y trabajamos para dárselas”, afirmó Chapo, y a días de una violenta represión, aseguró que los movimientos sociales “han comprendido la necesidad de cuidarnos entre todos y todas de la pandemia y que es posible lograr acuerdos sociales manteniendo el orden público respetándonos”.

La reunión se realizó en la sede de la Federación Económica del Chaco, mientras que los representantes que residen en el interior participaron de manera virtual vía Zoom. Del encuentro participaron el subsecretario de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial Gustavo Olivello, el presidente de la Federación Económica del Chaco José Luis Cramazzi, el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Resistencia Martín Giménez, y la vicepresidenta segunda de la entidad María Jesús Rambaudi.

“Hoy en Resistencia el panorama ha cambiado y estamos mejor debido a la firmeza de las decisiones y el accionar del cumplimiento de la ley. Para sostener esto, no podemos poner en riesgo nuestro sistema sanitario por las conductas irresponsables de algunos dirigentes sociales con intereses personales. Todos tienen derecho a trabajar y vamos a garantizar ese derecho a través del diálogo honesto entre las partes”, expresó, una vez más, el ministro de Gobierno.