Noviembre, Mes de la Educación Técnica

Provinciales
 Noviembre, Mes de la Educación Técnica

Chaco cuenta con 36 escuelas técnicas y 13 orientaciones especializadas que permiten a sus egresadas y egresados sumarse al mundo del desarrollo laboral, la formación universitaria y al fortalecimiento de las cadenas productivas de la provincia.

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la provincia del Chaco promueve, este noviembre, el mes de la educación técnica, con el objetivo de dar a conocer el trabajo de estas instituciones escolares, claves para el desarrollo provincial.

La iniciativa, se da al recordarse el 15 de noviembre el Día de la Educación Técnica en conmemoración a la creación en 1959 del Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET), que actualmente es el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), y es impulsada desde la Dirección de Educación Técnica y de Formación Profesional.

Desde el Ministerio de Educación aseguraron que las escuelas técnicas “constituyen un pilar básico del desarrollo del país y del Chaco, ofreciendo a sus estudiantes formación de calidad y acceso al conocimiento en lo que refiere a nuevas tecnologías, a partir de la promoción de actividades prácticas vinculadas con la investigación y la extensión científica y tecnológica”.

Actualmente, la provincia cuenta con 36 escuelas técnicas que presentan una oferta académica con 13 orientaciones en las que se especializan sus estudiantes, quienes egresan con experiencia y formación para hacer frente al desarrollo laboral, a la formación universitaria y de esta manera afrontar el futuro mejor preparados.

Tal como lo establece la Ley de Educación Técnico Profesional N° 26.058/2005, ésta “promueve en las personas el aprendizaje de capacidades, conocimientos, habilidades, destrezas, valores y actitudes relacionadas con desempeños profesionales y criterios de profesionalidad propios del contexto socio-productivo…”.

Asimismo, esta ley instituye la creación del Fondo Nacional para la Educación Técnico Profesional (ETP), con el fin de fomentar la inversión para el mejoramiento de la calidad de los entornos formativos y las condiciones institucionales y; del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), como órgano que tiene a cargo la administración del mismo, en el marco de los lineamientos y procedimientos acordados por el Consejo Federal de Educación, en base a una concertación con las jurisdicciones.

Además, para garantizar más y mejor calidad educativa de las escuelas de Educación Técnica y de Formación Profesional, aumentar la graduación, y vincular a las instituciones con el mundo socio productivo.

La Plataforma Educativa ´ELE´ (www.ele.chaco.gob.ar) cuenta con un sitio en el cual se ofrece información de calidad respecto de la ubicación geográfica de las 36 escuelas técnicas de la provincia, orientaciones y especialidades de cada una de ellas y requisitos para concretar la pre inscripción al ciclo lectivo 2021.

Los títulos que ofrecen las escuelas técnicas chaqueñas, según sus orientaciones son: Técnico en producción agropecuaria, Técnico en equipos e instalaciones electromecánicas, Maestro mayor de obras, Técnico en informática profesional y personal, Técnico en gestión y administración de las organizaciones, Técnico mecánico, Técnico en Industrias de Procesos, Técnico en electrónica y Técnico en indumentaria y productos de confección textil.

VICTORIA, REPRESENTANTE CHAQUEÑA DE LA ESCUELA TÉCNICA EN ALEMANIA

Victoria Giménez, es egresada de la Escuela de Educación Técnica N° 24 “Simón de Iriondo” de Resistencia. Con 18 años ya representó al país, la provincia y su escuela, en Berlín Alemania, en una experiencia de intercambio cultural con fines educativos que realizó mientras cursaba sus estudios secundarios.

Victoria relató su experiencia y comentó: “Yo descubrí la programación, cuando tuve que elegir qué orientación seguir para el ciclo superior. Pensaba que todo lo referido a los softwares era para las personas super inteligentes y que me costaría mucho aprender, pero cuando empezás, hay muchos profes que te acompañan y animan para que vos puedas dar lo mejor y de esta manera, se aprende mucho más fácil y con otros, lo que lo hace más divertido”.

Además, agregó: “Hoy mirando hacia atrás siento que en las escuelas técnicas se presentan muchas oportunidades para poder aprender, porque permanentemente los motivan a los chicos y las chicas para que participen del Centro de Estudiantes, de concursos, olimpíadas de matemáticas, de programación; parlamentos juveniles, actividades solidarias, campamentos, viajes y experiencias de intercambio con otras instituciones y eso hace que el tiempo que pases en la escuela aprendas mucho y además valores a tus amigos, profes y a tu escuela”.

Al respecto, manifestó: “Personalmente a mí me pasó como a muchos estudiantes, que mientras más cosas haces en la escuela, más tiempo querés estar allí. Por eso, también me sumé al Proyecto 111 mil programadores, que tenía como objetivo formar a jóvenes de todo el país como futuros programadores, para dar respuestas a las demandas del sector empresarial y productivo en el campo del software y, como además, en el colegio enseñaban el idioma alemán también lo estudié; estas dos buenas decisiones, me dieron la posibilidad de viajar a Alemania a representar a la EET N° 24 en una simulación de empresas y laboratorio de software, en donde puede compartir la experiencia con chicos de todo el mundo”, destacó la joven.

También, señaló: “En el último año, un grupo de profes presentó un proyecto institucional llamado Proyecto 2030, en el que trabajamos nuestras actitudes, cualidades y capacidades a partir de los recursos que se necesitan realmente para el mundo del trabajo y esto fue un puente para nuestra inserción laboral futura, ya que tuvimos pequeñas pasantías y además de la formalidad de tener que realizar una presentación de un proyecto especializado en ciertos rubros, que no sólo nos sirvieron como experiencia personal, sino que al ir acompañados en ese camino de construcción de nuevas habilidades, aprendimos de la experiencia de los otros y contamos con el saber de base para poder seguir avanzando en el mundo del trabajo”.

A la vez que expresó: “Creo que la experiencia de haber cursado mis estudios secundarios en una escuela técnica, sumado a que allí te invitan a que vivas la escuela, me preparó muy bien para la vida. El tiempo extra que le dediqué y el sexto año en el que pude tener experiencias inolvidables de trabajo y estudio, acompañada de mis profes y amigos, es algo que le deseo que vivan todos los chicos en edad del secundario”, concluyó Victoria.

Por su parte, Norberto Piñero, secretario general de la Asociación de Maestros de Educación Técnica (AMET) Chaco, reflexionó: “Una Argentina que pretenda avanzar no puede ignorar, como sucedió en su momento, que la Educación Técnica es base de desarrollo y que no invertir en la misma significa ir directamente en contra de la industria y el trabajo. Somos parte importante del pasado, del presente y aún más del futuro”.