Elecciones en EEUU: sin un ganador claro, la definición depende de un puñado de Estados

Internacionales
 Elecciones en EEUU: sin un ganador claro, la definición depende de un puñado de Estados

El mapa electoral, similar al de 2016, deja cabeza a cabeza al actual presidente Donald Trump y su rival electoral, el ex vicepresidente Joe Biden.

La elección se caracterizó por ser la primera desde la Crisis Electoral del 2000 en la que el resultado no se conoce a la mañana siguiente; y además por ser la elección con la participación más alta desde 1900, siendo del 66,9% del electorado total.

Pasadas ya horas del escrutinio, los estados sin definir son: Nevada, donde Biden mantenía ventaja; Georgia y Carolina del Norte, donde Trump estaba primero con más del 90% escrutado; y Pensilvania, Michigan y Wisconsin, regiones del viejo cordón industrial claves en la victoria de Trump en el 2016.

La elección se definirá en el viejo cordón industrial, ya que tanto Trump como Biden deberán ganar por lo menos en dos de los tres para ganar la elección. De los 270 votos que precisa un candidato en el colegio electoral, organismo de elección indirecta de Estados Unidos, para consagrarse presidente, Biden tenía 236 y Trump 213.

“Tengan paciencia, estamos en camino de ganar estas elecciones” Declaró Biden desde su búnker de Delaware. Mientras que las declaraciones de Trump incluyeron una denuncia: “Sabían que no podían ganar y yo lo avisé. Esto es un fraude, ganamos esta elección. Iremos a la Corte Suprema”

Esto se debe a que en algunos pocos Estados, como el caso de Pensilvania, clave en la elección, las autoridades electorales seguirán recibiendo votos por correo durante unos días más, modalidad que, según Trump adelantó, será el centro de una disputa legal que podría terminar definiendo al próximo presidente.