Agencia de Desarrollo de la Ciudad: el Concejo no delegó facultades | Por Fabricio Bolatti

Por

Luego de las distintas etapas de debate en el recinto y trabajo en las Comisiones, el Concejo Municipal aprobó una ordenanza con la que crea la Agencia de Desarrollo de la Ciudad, la que abordará la política de promover el desarrollo inmobiliario y la generación o producción de suelo urbano, todo dentro del Código de Planeamiento Urbano o la norma que establezca los lineamientos generales de urbanización de la ciudad.

DIFERENCIAS CON LA PRIMERA INICIATIVA OFICIAL

La ordenanza sancionada dista mucho de la propuesta oficial original, ésta sólo buscaba impulsar, gestionar y promocionar nuevos desarrollos económicos urbanos, con la idea de generar actividad económica y empleo. Para ello se le otorgaba al nuevo ente, facultades que hoy son del Concejo Municipal, como la de comprar y vender bienes del Municipio, disponer de recursos libremente en el marco de su función, aprobar los proyectos recibidos, administrar fideicomisos, entre otras. Además se otorgaba al Intendente la de crear la estructura orgánica necesaria para su funcionamiento.

La Agencia de Desarrollo de la Ciudad que se pone en marcha, ha sido complementada en sus objetivos y funciones, pero ha sido limitada en su alcance en las decisiones y manejo de recursos públicos, reservándose para ello el Concejo Municipal, todas las facultades otorgadas por la Carta Orgánica Municipal, incluso la de aprobar la estructura de personal que se requiere para funcionar, la que deberá contar con el acuerdo del dos tercio de los votos en el Concejo.

La idea es planificar y prever el manejo de la tierra; creemos que este diseño de Agencia que hoy aprobamos es distinta al proyecto original. Va a tener un esquema de trabajo contenido por este Concejo, que se reserva las facultades. Por ejemplo, decidir la venta o afectación de bienes del patrimonio municipal, de aprobar las urbanizaciones, determinar el presupuesto y la estructura funcional y orgánica de la Agencia, a propuesta del Intendente.

Va ser un ente autárquico, pero debe coordinar con las áreas correspondientes en el Municipio, quienes siguen frente a las responsabilidades que hoy tienen. También las y los vecinos tendrán un rol importante y se garantiza el ámbito de participación a través de las audiencias públicas previas, dentro del sistema de doble lectura establecido para la aprobación de ordenanzas, oportunidad donde deberían poder disponer de la información y dar la opinión sobre cada caso.

CREACIÓN DE UN BANCO DE TIERRAS

La creación del “Banco de Tierras” es muy positivo y hace a la prevención de los conflictos por la tierra, debemos saber con qué tierras contamos en la ciudad, ya sean privadas o públicas; municipal, provincial o nacional, sino sabemos de ellas y de la factibilidad de urbanización, no se puede planificar, ni encarar proyectos de desarrollo sustentables y ordenados.

Es una solución a las urbanizaciones ‘autodefinidas’ por los vecinos y vecinas ante la falta de alternativas, dan origen a tomas de tierra y leyes de expropiación como solución a las mismas. Quedando en estos casos un desarrollo del hábitat urbano, sin las condiciones necesarias para vivir dignamente, en muchas de las experiencias.

Que haya un registro, un estudio y diagnóstico, ayuda a promover su utilización por parte del Estado y del sector privado. Cuando se construyen viviendas en la ciudad los empresarios salen a buscar espacio para proponerle al Estado donde realizar la construcción, ese es un rol de planificación que el Estado debe tener, para ello debe conocer con qué tierras cuenta en todos los niveles.

Fabricio Bolatti es concejal de Resistencia por el Frente Chacqueño.