Peche y el mecanismo del espejo

Interior Opinión Policiales y judiciales Política Provinciales Representantes

Por Cristian Muriel

Durante la sesión del miércoles el presidente del macrismo postrero, Carim Peche, lamentó que todas las denuncias suyas contra el kirchnerismo no hayan tenido eco en la prensa, e ironizó sobre la condición de “oficialistas” de los medios chaqueños, como si la pauta-dependencia no la hubiera inventado su propio jefe, Ángel Rozas.

No está de más aclarar que hasta los empresarios más antiperonistas saben que ningún mandatario, ni antes ni después, fue más generoso que Jorge Capitanich en materia de libertad de expresión. No es cierto que el gobierno baje línea para impedir que Peche salga en la prensa ni que la prensa se abstenga de publicar a Peche para no perder la pauta oficial. De la misma manera que no es cierto que el pueblo no lo vote por problemas de entendimiento. Culpar al adversario político (y al mensajero) por el campo arrasado que es el radicalismo hoy denota el desprecio de Peche hacia otros actores sociales y la total negación de los errores propios. Aún así, la audacia del legislador termal es asombrosa.

AL LADO DE CADA CHAQUEÑO

La gacetilla del 12 de noviembre titulada “Peche: ‘Vamos a estar al lado de cada chaqueño que sufra el atropello y abuso de poder del frente gobernante’” fue reproducida sin tocarle una coma por toda la prensa provincial. Algo así como la exceptio probat regulam de la antología de ninguneos de la prensa de los que se queja Carim.

Desde Villa Berthet, a donde había llegado para respaldar al recientemente suspendido concejal Néstor Dubrava, “el dos veces intendente de Sáenz Peña” sostuvo: “Se trata de defender la democracia, la República; no es casual lo que pasa en el Chaco: es la réplica de un modelo kirchnerista que va por todo, por la propiedad privada, por las libertades colectivas e individuales, por los jueces que no les garanticen impunidad, por periodistas y ciudadanos que piensan diferente”.

¿Pero estaba Carim Peche defendiendo la democracia contra el atropello del kirchnerista Atlanto Honcheruk? ¿Qué había pasado realmente en Villa Berthet?

Dubrava, aparte de concejal radical de Villa Berthet, era presidente del Consorcio Caminero Nº 27, y fue denunciado por alquilar las máquinas del Consorcio a productores ganaderos como si fueran suyas (hoy el Consorcio está intervenido). Fue tal el escándalo, que Vialidad Provincial tuvo que rastrillar los campos cercanos y recuperó retroexcavadoras a más de 120 kilómetros de la localidad, lejos de la jurisdicción del Consorcio, en una estancia muy conocida de la zona rural de Villa Ángela en la que ya habían cavado 27 reservorios de agua.

Según recogió el diputado provincial Juan Manuel Pedrini, entrevistado este sábado por el periodista Fernando Parra en La Radio, los testigos revelaron que Dubrava cobraba en persona el alquiler de los equipos, aunque también participaba, como “comisionista”, el excandidato a intendente por la UCR berthense, Paulo Wanchnowski. También hubo quejas de las pymes rurales que alquilan máquinas viales, porque los precios de Dubrava eran sensiblemente más bajos que los del mercado. Como que las máquinas no eran suyas.

En ese contexto, en Sesión Especial, los ediles resolvieron por mayoría suspender a su par hasta que se aclarara la situación judicial. La contraofensiva del macrismo resiliente fue gestionar una medida cautelar a la carta que prohibía al Concejo sesionar para completar el trámite de sanción a Dubrava. Algo parecido habían hecho en febrero de 2017 luego de que el Concejo Municipal de Quitilipi destituyera al intendente Carlos Casalboni, que permaneció durante días atrincherado en su oficina hasta que la Cámara Contencioso Administrativa, vía cautelar, lo devolvió al cargo.

EL MECANISMO DEL ESPEJO

Detrás del menú de ideas sueltas en graciosa ilación campera entre la razón y la emoción, está el recurso operativo especular: atacar al que piensa distinto acusándolo de atacar al que piensa distinto; llevarse puesta a la democracia acusando al adversario (o a la autoridad competente) de llevarse puesta a la democracia. Es el caso de ir a golpear las puertas de los juzgados para que intervengan en las decisiones de los parlamentos, como si la división de poderes fuera un recurso extraordinario y no un pilar sagrado de la República.

Si hay que ocultar a plena vista las macanas de los amigos; si hay que desviar la mirada de la destrucción del aparato productivo encabezada por Mauricio Macri; si hay que correr el eje del atornillamiento perpetuo a una banca, el mecanismo del espejo anda al pelo. Carim lo sabe.

Nota relacionada

https://3500noticias.com/nota/52700-desde-villa-berthet-pedrini-pidio-tolerencia-corrupcion.html