WikiLeaks: la justicia yanqui niega la libertad bajo fianza a Chelsea Manning y confirma el desacato

Internacionales Policiales y judiciales

La ex militar estadounidense Chelsea Manning permanecerá en la cárcel porque un tribunal federal de apelaciones denegó hoy su solicitud de libertad bajo fianza y confirmó la decisión de mantenerla en desacato civil por negarse a declarar ante ante un gran jurado que investiga WikiLeaks.

El fallo es un golpe para Manning, detenida desde marzo pasado, luego de que se negó a responder preguntas en relación con la larga investigación del gobierno sobre WikiLeaks y su fundador, el periodista Julian Assange, detenido en Reino Unido en un proceso de extradición a Estados Unidos.

Manning dijo en un comunicado emitido a través de su equipo legal que está considerando apelar el fallo, posiblemente ante la Corte Suprema, informó la CNN.

“No tengo nada que aportar a esto, ni a ningún otro gran jurado”, dijo.

“Si bien extraño mi hogar, pueden seguir reteniéndome en la cárcel, con todas las consecuencias perjudiciales que eso conlleva. No voy a renunciar”, agregó.

Su abogada, Moira Meltzer-Cohen, dijo que no cree que el testimonio de Manning sea necesario para el gran jurado.

“El propósito probable de su citación es ayudar a la fiscal a ver y socavar su posible testimonio como testigo de la defensa de un juicio pendiente” de Assange, dijo.

Bajo los términos del fallo del juez, Manning permanecerá encarcelada hasta que acepte testificar o hasta que concluya el trabajo del gran jurado.

Manning está presa en el Centro de Detención de Alexandria desde el 8 de marzo por haberse negado a testificar ante el gran jurado de Wikileaks.

Desde su encarcelamiento, los cargos criminales contra el fundador de WikiLeaks han sido revelados, entre ellos, la supuesta conspiración entre Assange y Manning.

Manning estuvo siete años en una prisión militar por filtrar documentos militares y diplomáticos a WikiLeaks antes de que el entonces presidente Barack Obama conmutara el resto de su sentencia de 35 años.

Los abogados de Manning también argumentaron que le contó a las autoridades todo lo que sabía durante su investigación de la corte marcial y que su encarcelamiento fue innecesariamente cruel porque la cárcel no puede brindar atención médica adecuada en relación con la cirugía de reasignación de género que Manning se sometió.

Los fiscales respondieron que creen que Manning, a quien se le otorgó inmunidad por su testimonio ante el gran jurado, puede tener más que decir sobre sus interacciones con WikiLeaks de lo que se ha revelado anteriormente.

También creen que Manning está fuera de lugar por interrumpir el proceso del gran jurado simplemente por su especulación que ella está siendo señalada por acoso. También dicen que la cárcel se ha esforzado para satisfacer sus necesidades médicas.

Los fiscales han calificado la entrega de Manning a WikiLeaks como uno de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de Estados Unidos.

Fuente: Télam.