Covid-19: Salud Pública insta a no descuidar las medidas de bioseguridad a pesar de la vacunación

Provinciales Salud
 Covid-19: Salud Pública insta a no descuidar las medidas de bioseguridad a pesar de la vacunación

Especialistas de la cartera sanitaria provincial explicaron que la respuesta inmunológica contra el coronavirus, generada por las vacunas, tardan por lo menos cuatro semanas, período en el cual las personas que recibieron sus dosis pueden contagiarse y contagiar la enfermedad.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco recuerda que en las personas que fueron vacunadas contra la COVID-19, la respuesta inmunológica aparece recién entre las tres o cuatro semanas posteriores al suministro de la vacuna, período en el que pueden contagiarse de coronavirus (con la sintomatología específica) y contagiar a otras personas.

Por ello, especialistas de la cartera sanitaria provincial instan a la población a mantener las medidas de bioseguridad y distanciamiento para evitar el aumento de casos de COVID-19 y el consecuente desgaste del sistema sanitario a pesar de la intensiva campaña de vacunación que se está llevando a cabo.

“Haber recibido la vacuna contra la COVID-19 no significa que nos debemos descuidar, tenemos que seguir siendo responsables porque recién luego de los 21 días posteriores a la inoculación, el sistema inmunológico comienza a tener la capacidad de defensa para evitar la patología de manera sintomática y reducir la probabilidad de muerte”, explicó el subsecretario de Promoción de la Salud del Chaco Atilio García Plichta.

En ese sentido indicó que hay un tiempo en el que el organismo reconoce a la vacuna como algo ajeno o extraño hasta que se comienza a desarrollar la defensa contra el virus. “Es decir que a las 72 horas después de la aplicación de la dosis recién vamos a empezar a ver los primeros esbozos de esa respuesta inmunológica, pero todavía no es suficiente para no contagiarnos de COVID-19”, agregó.

Las vacunas contra COVID-19, independientemente del tipo y al igual que las dosis destinadas a prevenir otras enfermedades, buscan disminuir la mortalidad de las personas, generan una reducción en la gravedad de los síntomas y previenen casos críticos o fatales de la patología.

La mejor respuesta inmunológica se registra a partir de las tres o cuatro semanas posteriores a la colocación de la vacuna porque el organismo tiene anticuerpos suficientes para defenderse del virus SARS-COV2 y se empieza a generar la memoria inmunológica, que se puede prolongar en el tiempo.

“Hasta ese tiempo el sistema inmunológico no está preparado para defender al cuerpo de la COVID-19, por lo que la persona puede enfermarse y tener las mismas complicaciones que otra persona que no haya recibido la dosis. Por ello es muy importante mantener los cuidados a pesar de estar vacunados para evitar mayores contagios”, sostuvo.

La inmunidad ante la COVID-19 puede darse por contagio o a través de la vacunación, e indicó que los primeros estudios sobre la patología arrojaron que el 95% de las personas que contrajeron la enfermedad, desarrollaron anticuerpos por un tiempo promedio de 6 meses aproximadamente.