Vacunas: las nueve acusaciones de la oposición que quedaron desmentidas

Nacionales Opinión Política Representantes Salud

Por María Aguirre

El arribo de millones de vacunas, con casi 13 millones de personas que ya recibieron al menos una dosis, y el avance de la Argentina en la fabricación de sus propios inmunizantes, mostraron un plan vacunatorio que profundiza su ritmo y que, al mismo tiempo, deja en evidencia una serie de falacias, contradicciones e inconsistencias del discurso opositor.

Esta semana, tras haber distribuido 18.853.790 dosis (Monitor Oficial de Vacunación, datos actualizados al sábado) entre los 24 distritos del país, lo que permitirá darle más velocidad a la campaña sanitaria, se sumó la categórica desmentida de la compañía farmacéutica Pfizer a la última denuncia de la titular del PRO, Patricia Bullrich.

Las acusaciones de la oposición comenzaron a mediados de 2020, tres meses después de que las autoridades anunciaran las primeras medidas, pero ahora, a 90 días de las PASO, apuntan a un doble objetivo: tratar de reducir el crédito en la opinión pública y, al mismo tiempo, son utilizadas como estrategia de posicionamiento para la disputa interna.

En el último año y medio, las críticas motorizadas desde Juntos por el Cambio tuvieron distintas formas, algunas más elaboradas, otras se montaron sobre memes y fakes que circulaban en las redes. Muchas de esas afirmaciones quedaron desmentidas por hechos posteriores, verificables y difundidos a nivel global, o fueron desacreditadas por un vocero calificado y ajeno al Gobierno que conocía en detalle lo que estaba en debate.

Eso fue lo que ocurrió, por ejemplo, con la estridente denuncia de Bullrich sobre la presunta intención de incorporar un intermediario en las negociaciones con Pfizer.

A continuación, un repaso por cada una de las desmentidas.

1.”La actitud de González García fue intentar tener un retorno (para acordar con Pfizer). Eso el Presidente no lo ignoraba.” (P. Bullrich, 23/5)

“No hubo ningún pedido de pagos indebidos ni exigencia de intermediarios en ningún momento de las negociaciones.” (Nicolás Vaquer, gerente de Pfizer, 9/6)

  1. “Gines González García dijo que para firmar un contrato con Pfizer tenía que haber un intermediario, el mismo de AstraZeneca, Hugo Sigman.” (P. Bullrich, 23/5)

“La compañía no cuenta con intermediarios, distribuidores privados o representantes para laprovisión de la vacuna Covid-19.” (Pfizer, comunicado institucional 24/5)

  1. “La Argentina fuera de la lista de los 92 países que recibirán las dosis de Pfizer que donará Estados Unidos.” (Bullrich, 10/6)

Lo escribió la titular del PRO en las redes sociales, el jueves último, pero en realidad Washington explicó que su ayuda -a través del mecanismo Covax- estará dirigida a los 92 países de ingresos bajos o medio-bajos que son financiados por la organización multilateral.

Por ende, allí no están incluidas las 80 naciones “autofinanciadas” (que aportan al mecanismo para recibir su porcentaje de vacunas), entre las que está Argentina y casi toda Sudamérica, a excepción de Bolivia.

  1. “Argentina rechazó el envío de vacunas de Pfizer a través de Covax.” (dirigentes de Juntos por el Cambio)

La ministra de Salud, Carla Vizzotti; y el director del fondo de acceso global a las vacunas Covax, Santiago Cornejo, desmintieron esa afirmación, que había sido cuestionada por los representantes de JxC tras una primera declaración imprecisa del propio Cornejo.

“La Argentina tenía interés de recibir la vacuna de Pfizer a través del mecanismo Covax, pero como no acordó con los términos de indemnización y responsabilidad del fabricante no pudo continuar con la ventana de Covax.” (Santiago Cornejo, Covax, 2/6).

  1. “Argentina frustró la llegada al país de 13 millones de vacunas de Pfizer”

Bullrich y el propio Mauricio Macri, entre otros exfuncionarios de Cambiemos, aseguraron que el Gobierno había optado por “no comprar” 13 millones de dosis de vacunas de Pfizer que, según plantearon, podrían haber llegado a la Argentina entre fines del 2020 y el primer trimestre de este año.

La compañía estadounidense aclaró el lunes último que “de las 13,2 millones (de dosis que se habían mencionado en la negociación)” con el Gobierno nacional, “1 millón (iba a ser entregado) antes de fin de año, 2 millones en el primer trimestre de 2021, 5 millones en el segundo trimestre, y el resto en el cuarto trimestre”.

  1. La “falta de eficacia” de la vacuna china Sinopharm

JxC, otra vez con Bullrich a la cabeza, aludió a una supuesta falta de eficacia de la vacuna Sinopharm, desarrollada por el laboratorio estatal China National Biotech Group, el más grande de ese país, cuando ya había sido aplicada a dos millones de personas en Argentina y a 65 millones en el país asiático.

Vizzotti salió a confirmar la alta eficacia de esa vacuna, pero además la embajada de China en Buenos Aires refutó públicamente la “interpretación de baja tasa de protección” de sus vacunas y advirtió que “la desinformación confunde la visión científica”.

Además, el 27 de mayo la revista científica Journal of the American Medical Association (JAMA), asociación médica de EEUU, publicó los resultados preliminares de fase III de las dos modalidades de la vacuna Sinopharm, que mostraron una eficacia del 72,8% y 78,1%.

  1. Denuncia por “envenenamiento”

Carrió denunció penalmente por “envenenamiento” al Presidente; al exministro de Salud, Ginés González García y a la entonces secretaria de Acceso a la Salud (hoy ministra), Carla Vizzotti, por la compra de Sputnik V y alegó que todos ellos podían estar involucrados en delitos de “atentado contra la salud pública, defraudación al Estado e incumplimiento de Deberes de Funcionario Público” (23/12/2020).

El 2 de febrero de este año, la revista británica The Lancet publicó los resultados de los estudios de fase III de Sputnik, que mostraron una eficacia del 91,6% y confirmaron que una respuesta en los mayores de 60 años similar a la del resto de la población, lo que zanjó cualquier debate con datos científicos.

Tres meses después, el fiscal Guillermo Marijuan desestimó por “inexistencia de delito” el planteo de Carrió y concluyó que “las gestiones de adquisición (de la Sputnik V), su aprobación y contratación se ajustaron a las recomendaciones realizadas, tanto en el orden internacional como en el ámbito local, por los máximos organismos competentes en materia sanitaria”.

  1. El Gobierno nacional “no permite a las provincias comprar vacunas”

Bullrich y el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, fogonearon la falsa creencia de que el Gobierno impedía a las provincias adquirir vacunas por su cuenta (18/3/2021).

Sin embargo, la ley 27573 -aprobada el año pasado con el voto de la coalición opositora- declara “de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinadas a generar inmunidad” contra la Covid-19.

Y no sólo habilita a las provincias a realizar compras de vacunas (el texto de la ley incluso establece que recibirán “idéntico tratamiento” que el Poder Ejecutivo Nacional para concretar ese fin), sino que además les garantiza exenciones económicas, en caso de que lo hagan. La condición que fija es que, si adquieren una vacuna que no está previamente avalada por la Anmat, la presenten al ente regulador para su fiscalización, mientras que el organismo tiene un plazo de 30 días para expedirse.

  1. “El Gobierno rechaza una donación de vacunas de Chile”

El embajador de Chile en Argentina, Nicolás Monckeberg, desacreditó una versión que circuló en medios periodísticos que aludía al rechazo del Gobierno a una donación de 15 mil dosis de las vacunas Pfizer y Sinovac para las localidades santacruceñas de Río Turbio y 28 de Noviembre.

“Con la misma franqueza que en algún momento tuve que corregir cifras entregadas respecto de la vacunación en Chile que no estaban correctas, me parece ético sostener que no hay actitud de rechazo del gobierno argentino a una donación formal, porque eso sería injusto y carente de veracidad.” (Embajador Monckeberg, 26/5).

Fuente: Télam.