Superpoblación por derecha

Opinión Política Provinciales

Por Cristian Muriel

Si hay una curiosidad que tendrán las elecciones de medio término, y en particular las PASO, será la enorme oferta con la que contará la ciudadanía chaqueña que opte por un proyecto político de derecha. A los espacios de siempre se sumarán los heridos por el ‘oso’ de Gustavo Martínez y los macristas y libertarios que no se sintieron contenidos por la propuesta de Ángel Rozas.

El intendente de Resistencia volvió al Frente de Todos y Jorge Capitanich no sólo lo subió a la primera inauguración que tuvo a mano, sino que en el discurso de presentación de candidates, en lugar de decir que la alianza estaba conformada por 27 partidos, dijo “somos 33”: contó a los seis del CER. También dijo “mientras otros se pelean, nosotros nos unimos”. Pero, ¿es tan así?

La disolución del CER debería impactar en el sistema del Tribunal Electoral de un momento a otro. Los seis partidos que la integraban son Unir, Partido Intransigente, Partido Corriente Martín Fierro, Partido Polo Social Movimiento de Bases, Partido Renovador Federal y Ciudadanos a Gobernar. Aunque ya no podrán ser parte del Frente de Todos porque los plazos están vencidos, podrían subirse al estribo.

EL CLUB DE LA BUENA ONDA

“En nuestro gabinete intervienen funcionarios de siete partidos distintos, y sin embargo ponemos la mejor onda”, dijo Gustavo cuando presentó la Alianza CER para “oxigenar la política”. Pero no todos tomaron a bien el amague, y los referentes más identificados con la derecha pura y dura prefirieron morir con las botas puestas que ser humillados por el coquismo producto de las idas y vueltas de su líder. Es el caso de Ciudadanos a Gobernar, que competirá en las PASO con una lista provincial encabezada por Gustavo Amann, y una nacional con Luis Cabrera como primer candidato.

Todavía más a la derecha se encuentra la fórmula de Acción Chaqueña y el Frente NOS del exmilitar Juan José Gómez Centurión, que volverá a presentarse en soledad con Rubén Galassi y el excomisario Darío Cañete encabezando las listas provincial y nacional respectivamente.

Los soldados del partido fundado por el exgobernador de facto José Ruiz Palacios buscarán abrirse camino en un superpoblado campo ideológico en el que, con Gustavo Martínez reabsorbido por el Frente de Todos y la diáspora de dirigentes resultante, el principal actor volverá a ser el Frente Integrador del exvicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff y su hijo Darío, listo para regresar al parlamento y ordenar la tropa.

Los números los avalan: en 2019 el partido de ‘Chiyo’ se adueñó de los votos de la derecha, con más de 71 mil sufragios (11,66% del total) que le permitieron conquistar dos bancas, borrar del mapa a los adversarios del palo (entre Ciudadanos, Acción Chaqueña y el Partido Renovador Federal apenas rozaron el 2%) y darle un buen susto al bipartidismo local.

NO SE QUIEBRA: SE MULTIPLICA

En la coalición Chaco Cambia las batallas se dan puertas adentro pero también son feroces. De nada sirvieron las internas partidarias de mayo, y a la lista rozista en la que, tras la UCR, se encolumnaron el Pro, Bases y Principios y el ARI (el Partido Fe fue excluido por el Tribunal Electoral) se enfrentarán en las PASO “Chaco Cambia + JxC”, que reunió a Aída Ayala, Alicia Azula, los Cipolini y Roy Nikisch y la lista “Propuesta Chaco”, un cóctel que combina una nueva fragmentación del Pro, la Coalición Cívica y Bases y Principios, con Iván Gyoker, el outsider de Fundación Práctica Ciudadana y referente de Republicanos Unidos, como primer candidato a diputado provincial, y Diego Jara, vice del Pro, encabezando la lista nacional.

A pesar de que el expolicía Gustavo Olivello rompió su promesa y no se presentó en ninguna lista, los amantes del orden y la mano dura estarán de parabienes en las próximas elecciones y, al menos en parte, deberían agradecérselo a Gustavo Martínez, Jorge Capitanich y Ángel Rozas, que parecen haberse puesto de acuerdo para dejar crecer a la familia Bacileff.