Occidente advierte sobre posibles atentados en el aeropuerto de Kabul en medio del puente aéreo

Internacionales Política
 Occidente advierte sobre posibles atentados en el aeropuerto de Kabul en medio del puente aéreo

Países occidentales advirtieron hoy sobre un posible atentado en el aeropuerto de Kabul, donde se agolpan miles de personas que intentan salir de Afganistán por temor a los talibanes en las horas finales del puente aéreo de evacuación.

El Reino Unido dijo que el “ataque terrorista” podría ocurrir en horas, y Bélgica que había una amenaza de un “atentado suicida”, mientras que otros países urgieron a sus ciudadanos a evitar la zona del aeropuerto internacional de la capital afgana.

En la última semana, en el aeropuerto se vieron algunas de las imágenes más dramáticas del fin de la guerra más larga de Estados Unidos y la toma del poder por los talibanes, con un vuelo tras otro para sacar a quienes temen un retorno de su brutal régimen.

Algunos países que participaron de la misión de la OTAN en Afganistán de estos últimos 20 años ya terminaron con sus evacuaciones y empezaron a retirar a sus soldados y diplomáticos.

Canadá anunció hoy que puso fin a sus evacuaciones, mientras que Bélgica y Países Bajos dijeron que lo harán al final del día y Francia, mañana por la noche, pese a que ello implique dejar atrás a algunas personas susceptibles de ser sacadas de Afganistán.

Los talibanes han cumplido su promesa de no atacar a las fuerzas occidentales durante las evacuaciones, pero insisten en que los soldados extranjeros deben salir para el 31 de agosto, la fecha que fijó Estados Unidos para completar su propia retirada militar.

Durante la noche, varias capitales occidentales emitieron nuevos avisos de amenazas de la filial afgana del grupo yihadista Estado Islámico, que es rival de los talibanes.

El ministro de las Fuerzas Armadas británico, James Heappey, dijo a la cadena BBC que había una “muy, muy creíble información de un ataque inminente” en el aeropuerto, posiblemente “en horas”.

Heappey admitió que muchas personas estaban desesperadas por salir de Afganistán y seguían aventurándose en busca de su oportunidad, pero insistió en que “esta amenaza es muy creíble e inminente”.

El ministro agregó que la advertencia podría cesar si se reciben nuevas informaciones en contrario, pero que no había “ninguna garantía de ello”.

Anoche, la Embajada de Estados Unidos en Kabul advirtió a ciudadanos del país que abandonaran tres entradas al aeropuerto por una amenaza no especificada.

Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido llamaron a sus ciudadanos a no ir al aeropuerto, y la Cancillería australiana dijo que había una “muy alta amenaza de un ataue terrorista”.

El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, negó que existiera una amenaza inminente.

“No es correcto”, dijo, pero no dio más detalles, informó la cadena CNN.

Combatientes talibanes usaron hoy carros hidrantes y hasta gases lacrimógenos para dispersar a una multitud congregada en uno de los accesos al aeropuerto.

Algunas personas huyeron, pero otras solo se sentaron en la tierra cubrieron sus rostros y siguieron esperando.

“Recibimos información a nivel militar de Estados Unidos, pero también de otros países, de que había indicios de una amenaza de ataques suicidas contra la masa de personas”, dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo, sobre el aeropuerto de Kabul.

Los talibanes reconquistaron el poder en Afganistán al tomar Kabul el 15 de agosto pasado tras una vasta ofensiva en coincidencia con el inicio de la retirada estadounidense, lo cual provocó el colapso del Gobierno afgano sostenido por Occidente.

Los talibanes ya gobernaron a Afganistán entre 1996 y 2001, cuando fueron derrocados por una invasión liderada por Estados Unidos en el marco de su “guerra al terrorismo”.

La milicia ha prometido una amnistía general y que esta vez no impondrá las severas medidas que caracterizaron su primer gobierno, entre ellas la supresión de los derechos de las mujeres.

A pesar de la situación caótica en el aeropuerto, 88.000 personas han podido ser evacuadas desde la puesta en marcha de este puente aéreo el 14 de agosto, la víspera de la entrada de los talibanes a Kabul, según cifras de Estados Unidos.

Dinamarca, Polonia y República Checa ya terminaron con sus evacuaciones.