Muchos cambios… muchas promesas

Opinión Política Provinciales

Por Mónica Persoglia

Años atrás, no hace tanto, los partidos que se postulaban eran el Peronista, Radical, Socialista, en Blanco.

Luego al peronista, le dijeron Justicialista, porque esa es su doctrina, y poco a poco fueron modificando sus nombres de acuerdo a sus líderes. Lo mismo ocurrió con el Radicalismo.

No es incorrecto que hayan nuevos pensamientos, lo que no es correcto es que haya quiebres dentro de los mismos partidos, de modo tal que se los promocione trastocando sus apellidos, o más aun llamándolos por sus nombre de pila o nombres como si fuera el vecino de la esquina.

Los que se postulan tendrán sus buenas ideas e intenciones, no hay duda. Ven la realidad en forma particular, que es lógico sin seguir la estrechez de una doctrina. El cambio radica que casi se está postulando y votando a una persona, que llega a las listas, quizás sin que se las conozca o se las conozca demasiado. No con el respaldo de un partido, un proyecto, una doctrina.

La diversidad de opiniones para cambiar la realidad muestra un interés que llegó más lejos y involucró a muchos ciudadanos a una carrera política, que cuesta decirlo ,pero quien comienza, sabe que tiene un camino asegurado.

Aunque los discursos no difieren mucho unos de otros, y la mayoría pide confianza. Y el pueblo concurre, los escucha, los observa, todavía con sus dudas porque muchos están dentro de un mismo partido con slogan de CAMBIO, YO CAMBIO.

Para lograr la confianza ya no es necesario nombrar SALUD, EDUCACION, ECONOMIA Y TRABAJO, sino formular como lo harían.

Cualquiera que asuma se enfrentara con problemas instalados, uno de ellos es el Trabajo o el Empleo, para llegar a esto, hay que CAMBIAR la cultura, de que se animen a soltarse del Estado, que el Estado los ampare pero no lo lleve al hombro.

Muchos NO QUERRAN CAMBIAR, HAY INTERESES, ellos no están en las listas, pero están dominando.