El FMI le devolverá a la Argentina los US$ 4.334 millones que el país le pagará al organismo

Economía Nacionales Política
 El FMI le devolverá a la Argentina los US$ 4.334 millones que el país le pagará al organismo

Todo dependerá de que se alcance un acuerdo entre el Gobierno y el Fondo. También surgirá el derrotero para proyectar la evolución del dólar, la inflación, el financiamiento, el presupuesto, el déficit.

La fórmula es harto conocida, aunque no por eso mayormente frecuentada. La política conduciendo el ciclo económico. No al revés. Es lo que quiere el Gobierno, pero no parece resultar nada sencillo.

Quizás por eso, esta semana, el Gobierno parece haber comprendido que los hombres de negocios, los empresarios, incluso los inversores que suelen comerciar la clásica moneda de la especulación de corto plazo en Wall Street, merecían tener de primera mano algunos detalles relacionados con cuestiones centrales que harán al día posterior a las elecciones generales, sobre todo a la negociación con el FMI.

En ese marco, según pudo saber Ámbito, los empresarios se enteraron de boca del presidente Alberto Fernández que en el contexto de las conversaciones que se llevan adelante en Washington con el FMI, el Gobierno ha conseguido un gesto favorable del organismo que podría ayudar a alimentar de dólares las alicaídas reservas del Banco Central.

La información fue confirmada por tres fuentes que asistieron al encuentro. Según señaló el presidente Fernández ayer en el almuerzo con empresarios en la Casa Rosada, el FMI le habría asegurado al ministro Martín Guzmán que, de cerrar un acuerdo en las próximas semanas, los Derechos Especiales de Giro (DEGs) que el FMI le giró este año a la Argentina (y que el país utilizará para cancelar dos cuotas de intereses durante este año de US$1.885 millones cada una, en septiembre y otra en diciembre) le serán devueltos al Gobierno en los próximos meses.

Así, si bien no estaría pactado desembolso alguno para la Argentina en el nuevo acuerdo, sí, en cambio, el FMI le girará nuevamente al Gobierno esos US$ 4.334 millones, cuya finalidad siempre fue asistir a los países para enfrentar los gastos derivados de la situación excepcional que impone la pandemia.

El dato resulta relevante porque al margen de los condicionantes que podría poner el organismo, la inyección de dólares podría apuntalar la política cambiaria y respaldar la monetaria en manos de Guzmán y Miguel Pesce, el titular del Banco Central. Por otro lado, del acuerdo también surgirá el derrotero para proyectar la evolución del dólar, la inflación, el financiamiento, el presupuesto, el déficit.

Inflación y después

Pero también tendrán su parte aquellos que conducen grandes empresas y son, siempre, relevantes en la cadena de decisiones que termina conformando el sistema de precios. Para ponerlo en criollo: si el Gobierno dice que pronto cerrará un acuerdo con el FMI, esto implica para los empresarios, que necesariamente las principales variables de la economía serán sometidas a un escrutinio progresivo y que, claro está, no habrá exuberancias ni grandes desprolijidades que puedan sostenerse en el tiempo.

Así puede comprenderse el encuentro de ayer, entre el Presidente y los empresarios en la Casa Rosada. El contexto influyó: las cotizaciones de los bonos soberanos argentinos en Wall Street continuaron su camino descendente, el Riesgo País tocó los 1619 puntos básicos, y se acerca nuevamente a su valor más alto desde que Guzmán cerró la reestructuración de deuda.

Por más de tres horas, el Gobierno buscó ayer retomar la senda de la certidumbre, darle a entender a los hombres de negocios que hay un plan. El almuerzo tuvo entre sus asistentes a Javier Madanes (de las firmas Aluar y Fate), a Alejandro Simón (del Grupo Sancor Seguros), Hugo Eurnekian (de Corporación América), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Francisco De Narváez (Grupo De NaRváez), Jorge Brito (Banco Macro), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Marcos Bulgheroni (PAE). Organizada por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, también estuvo allí el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, otro de los artífices del cónclave.

En esa línea, el Presidente también confirmó que el acuerdo con el FMI no se cerraría en lo que queda de este año sino durante el primer trimestre del año que viene.

Además, Alberto Fernández consideró que es fundamental seguir contando con el apoyo para conseguir el mejor acuerdo posible. Y agregó que en el viaje que hará el jefe de Gabinete Juan Manzur a EE.UU en las próximas horas llevará la visión del gobierno, de todos los gobernadores, del PJ como vicepresidente y también el apoyo de todos los empresarios tras este encuentro.

Por Julián Guarino | Fuente: Ámbito